Octubre 28, 2021
Clima
17°c Máxima
9°c Mínima

Urge crear ciudades amigables con los ancianos

El país no está preparado para el acelerado proceso de envejecimiento que en el siglo XXI es el principal reto que deberá enfrentar.

Guadalupe Rosas Suárez/

Los ancianos son los nuevos seres urbanos del siglo XXI; urge crear “ciudades amigables con los adultos mayores”, a fin de eliminar barreras, favorecer el acceso y movilidad en espacios intraurbanos que favorezcan su salud, bienestar y calidad de vida, pero lamentablemente no se toman medidas que atiendan este desafío, alertó el profesor-investigador Cátedras Conacyt adscrito a El Colegio Mexiquense, Iván Vilchis Mata.

Destacó que el grupo de población de 65 años en adelante será el de más rápido crecimiento del país en el futuro próximo, pues su magnitud se multiplicará por cuatro para el 2050, con lo que rondará los 29 millones de personas, según el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Por tanto, el envejecimiento de la población es el tema demográfico más importante que enfrenta México en el siglo XXI, resaltó el investigador al presentar el artículo: “Las Age-FriendlyCities Facilitan la Movilidad de los Adultos Mayores”, que publicó en el número 2 de Korpus21 en coautoría con el doctor Carlos Garrocho Rangel, coordinador del seminario Estudios Estratégicos del Estado de México.

En el artículo, los investigadores sostienen que nuestro país no está preparado para este acelerado proceso de envejecimiento que ya inició y que implicará notables retos que demandan acciones inmediatas, entre ellos: elevar la esperanza de vida con salud; disponer de financiamiento suficiente para la atención, soporte y pensiones de la población mayor; reducir la pobreza y la desigualdad en sus múltiples dimensiones; abatir los rezagos en educación y ajustar la operación de las ciudades.

Asimismo, lamentan que los tomadores de decisiones, gobiernos, desarrolladores, organizaciones empresariales y sociales no están implementando las medidas suficientes para que las áreas urbanas respondan a las necesidades de los ancianos, que conformarán un grupo clave de seres urbanos en el siglo XXI.

Lo anterior, porque 30% del total de la población urbana hacia el 2050, tendrá problemas de movilidad y requerimientos especiales de servicios, equipamientos, oportunidades y apoyos que aún no están en el radar de muchas instituciones y organizaciones públicas, privadas y ciudadanas.

El investigador manifestó que vivir en ciudades puede representar ventajas socioeconómicas. Sin embargo, también hay desventajas que afectan la salud mental y física, por ejemplo, para la población que vive en áreas urbanas marginadas, la residencia urbana puede ser complicada, ya que con frecuencia tendrá que enfrentar sus necesidades básicas sin apoyo de redes formales, pues en dichas zonas se eleva el costo de los alimentos que, además, muchos serán de baja calidad.

Estiman que 30% del total de la población urbana hacia el 2050, tendrá problemas de movilidad y requerimientos especiales de servicios.