Julio 3, 2020
Clima
24°c Máxima
24°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Un artífice del paisaje mexicano

En el 94 aniversario del nacimiento de Teodoro Rentería, se recuerda el amplio legado arquitectónico, fruto de su pasión y talento, entre ellos la Escuela Superior de Música en el Cenart y el Museo Tamayo

IMPULSO / Redacción

El arquitecto Teodoro González de León, considerado uno de los artífices más prolíficos y sugerentes del paisaje mexicano, pues su obra “salta a la vista” en cualquier espacio de la ciudad, del país y del mundo, es recordado este 28 de mayo en el 94 aniversario de su nacimiento.

La Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) recuerdan al destacado profesionista de la arquitectura, la pintura y la escultura, siempre manifestó su disposición para trabajar por los demás, como el ser humano solidario que era.

Teodoro González de León nació el 28 de mayo de 1926 en la Ciudad de México. La Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM fue su casa de estudios de 1942 a 1947. Ese año obtuvo una beca del gobierno francés y trabajó durante 18 meses en el taller de Le Corbusier.

Ahí formó parte de los equipos de trabajo para crear la Unidad Habitacional de Marsella y L’Usine Duval de St. Dié, Francia. A su regreso a México, a finales de los años cuarenta, con ese aprendizaje a cuestas, desarrolló una actividad profesional ininterrumpida, primero en el campo del urbanismo y de la vivienda popular, y posteriormente enfocado en los grandes edificios públicos y privados.

En el marco de la campaña nacional “Contigo en la distancia”, es rememorado el arquitecto Teodoro González, quien es considerado uno de los principales artífices de la construcción del paisaje arquitectónico de nuestro país. “Las ciudades se deben al azar, el diseño, el tiempo y la memoria”, decía, además de externar su convicción de que “la arquitectura se hace en silencio” y que “el presente es lo que más debería interesar a un arquitecto, pues hacemos el futuro enfrentando al presente”.

A la par de cultivar la pintura y la escultura, González de León es autor de una arquitectura emblemática que comprende recintos como la Escuela Superior de Música del Centro Nacional de las Artes, el Museo Universitario de Arte Contemporáneo, el conjunto urbano Reforma 222, la ampliación de la ahora Alcaldía Cuauhtémoc, la remodelación de El Colegio Nacional, el corporativo Arcos Bosques, el Fondo de Cultura Económica y el Parque Garrido Canabal de Villahermosa, entre muchas otras obras.

Junto con Abraham Zabludovsky diseñó el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, el edificio del Infonavit, El Colegio de México, la Universidad Pedagógica Nacional y la remodelación del Auditorio Nacional.