Octubre 28, 2021
Clima
14°c Máxima
8°c Mínima

Regresión y clientelismo tras la Reforma Energética

El presidente de la Asociación Mexicana de Energía en la entidad, Marcos Álvarez Malo, prevé retroceso de 50 años y aleja a México de la competitividad.

Guadalupe Rosas Suárez/Toluca

La Reforma Energética que se impulsa desde la Federación representa una total regresión, una medida clientelar y un “salto para atrás en el país hacia políticas de los 70”; lo más lamentable, es que no se tenga la visión de apostar a energías sustentables, amigables con el medio ambiente, alertó el presidente de la Asociación Mexicana de Energía en la entidad, Marcos Álvarez Malo.

Para el empresario la reforma propuesta por el gobierno federal es caminar en sentido contrario al desarrollo del país; frena los avances que en las últimas décadas México consiguió; principalmente, afectaría el bienestar de la población, al trastocar múltiples esferas de la economía, el medioambiente y las finanzas públicas.

Álvarez Malo, quien fue presidente municipal de Metepec del 2000 al 2003, detalló que ha trabajado en el ramo energético toda su vida de empresario. Recientemente, se involucró en la conformación de un sindicato patronal denominado Asociación Mexicana de Energía, el cual está afiliado a Coparmex. Ahora, levantan la voz porque la Reforma Energética afecta la libre competencia, cuando el país lo que requiere es mejorar el servicio y tener más inversionistas.

Señaló que en los años 70 estaba prohibido generar energía en México (por uno mismo), inclusive se refirió a la época cuando el encargado del área era Carlos Hank González y la falta de lluvia en el país provocó que no alcanzara la energía para todos y comenzaron a realizarse cortes, lo cual afectó severamente el desarrollo industrial.

“Los empresarios decían reduzco mi consumo, pero no me cortes el servicio de energía eléctrica porque en los procesos se echa a perder hasta todo el equipo”, citó Álvarez Malo tras señalar que con esta propuesta nos remitimos a esa misma época, porque aleja a México de la competitividad.

Destacó que el argumento de Morena y del presidente es que existen muchas empresas que ganan demasiado dinero y extranjeros que se están enriqueciendo con ello, sin embargo, desde su punto de visa ése no debería representar un problema, siempre y cuando México cuente con un servicio de mejor calidad, con una energía más limpia, más saludable y amigable con el medio ambiente.

“¿Qué nos importa si los otros ganan dinero?”, sentenció el empresario, al subrayar que lo importante es que ganemos en ecología, al contar con energías alternativas que hagan más competitivas a nuestras empresas, generen empleos y riqueza para nuestra gente.

Desde su óptica, la federación está buscando que la Comisión Federal de Electricidad sea juez y parte, porque dirá a quien apoya y a quién no. Entonces, estamos ante un freno económico, todo por obedecer a una medida clientelar con miras a posicionar a su partido político: Morena y para ganar adeptos para las próximas elecciones tanto locales como presidenciales.