Septiembre 20, 2021
Clima
11°c Máxima
9°c Mínima

Rechazan mayores regulaciones sobre escuelas particulares

Unión Nacional de Padres de Familia señala que endurecer normatividad en contra de planteles de educación particular atentará contra la economía de quienes hacen uso de ese servicio.

Guadalupe Rosas Suárez/Toluca

La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) rechazó la Norma 237 que discuten las Secretaría de Economía y de Educación Pública, que intenta imponer mayores regulaciones a las escuelas particulares, lo que generará mayores costos que serán pagados por los padres de familia.

El vicepresidente nacional de la UNPF, Luis Arturo Solís Bravoexplicó que laNorma 237, tiene como finalidad evitar que las escuelas privadas abusen de o efectúen cobros excesivos sin aparente justificación. Sin embargo, insistió en que traerá una sobrerregulación, así como costos adicionales de operación para para la educación particular, lo que eventualmente generará mayores costos.

Indicó que, como consumidores de los servicios de educación particular, pueden observar que los efectos secundarios de esta NOM 237 serán: el aumento de costos de operación de las escuelas particulares, “costo que inevitablemente se trasladará a los bolsillos de las familias mexicanas”,

Asimismo, consideró que se puede darla desaparición de escuelas en el marco de la emergencia sanitaria generada por el Covid-19, lo que terminará afectándonos también.

Ante la situación económica adversa por la que cruzan muchas familias y escuelas,

La Unión de Padres de Familia considera que es poco oportuno implementar la NOM 237, siendo otras las prioridades y necesidades para garantizar el derecho a la educación por parte del Estado.

Por ello, solicitaron a las autoridades correspondientes el apoyo para las instituciones educativas particulares a través de incentivos, para que se desarrollen, fortalezcan su oferta, innoven y generen alternativas tecnológicas, virtuales, presenciales y mixtas, más allá de sobre regularlas, porque estamos seguros de que eso no conviene a nadie; ni a las familias mexicanas, ni a la escuela particular, ni al propio gobierno en sus diferentes niveles.

Insistió en que dicha norma excede la regulación económica de la relación entre particulares respecto a servicios educativos. Se parte de un desconocimiento del funcionamiento administrativo que afectaría a las escuelas particulares y, por tanto, a la educación en general.

Solicitaron a las autoridades correspondientes el apoyo para las instituciones educativas particulares a través de incentivos