Febrero 18, 2020
Clima
25°c Máxima
15°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

RAZONES y PASIONES

IMPULSO/ Elisa Alanís

Columnista

Candidatas a ministras, tan cerca de AMLO y tan lejos del derecho

Las aspirantes de López Obrador a la Suprema Corte no solo podrían tener conflicto de intereses con el gobierno en turno; además, por lo menos dos, muestran problemas de Derecho Constitucional I. No saben de qué trata el Artículo Primero. Ni lo que la propia SCJN ha resuelto. Dejen ustedes que sean conservadoras y cercanísimas al Presidente de la República y su partido, parece que ni se enteraron de la reforma del 2011 en materia de Derechos Humanos.

El Ejecutivo Federal quiere y puede contar en el Pleno con alguien de toda su confianza. Tiene a la mayoría de las y los legisladores en la mano para aprobarla. Aquellos que en cualquier otro sexenio hubieran respingado, hoy le darán lo que guste y mande. No les importa dejar de lado a valiosas mujeres, preparadas, progresistas, independientes, capaces de ocupar tan relevante cargo en el máximo tribunal.

El lunes 4 de marzo, las candidatas comparecieron en el Senado. Celia Maya García dijo: “¿Cómo mandamos al niño a que él, la mayoría de sus compañeritos o todos tienen papá y mamá de diferente sexo, y él va a tener dos, un papá y mamá, del mismo sexo? ¿Sus papás podrán quererlo tanto y ayudarlo a superar lo que pasa en el entorno exterior?” Sería conveniente que Celia conociera la jurisprudencia del 2015. En la cual, los ministros prohibieron cualquier norma discriminatoria basada en la orientación sexual de la persona.

En su columna de EL UNIVERSAL, “Matrimonio igualitario, ya no es pregunta”, Leticia Bonifaz (ella, para que vean, sí cuenta con el perfil y la dejaron fuera) recordó que la opinión consultiva 24/17 de la Corte Interamericana va en el mismo sentido. Y que el Artículo 1 plasma la progresividad de los DH. No puede haber regresión alguna al respecto. La otra propuesta de AMLO, Yasmín Esquivel Mossa, respondió de manera similar sobre la adopción homoparental. También se declaró “a favor de la vida” y a ajustarse a lo que los diputados locales legislen. Es decir, aprobaría la reciente decisión del Congreso de Nuevo León que criminaliza a las mujeres, que las encarcela por abortar. Muy su opinión. Pero considera que la SCJN debe aceptar la votación local. Claramente desconoce el papel de tribunal constitucional del cuerpo colegiado que quiere formar parte. Así como la progresividad de derechos y el control de convencionalidad.

El coordinador de Morena en la Cámara Alta, Ricardo Monreal, informó que no han logrado la mayoría calificada. Por ello, pospusieron la elección para el próximo martes 12 de marzo. Eso sí, de que las tres van, van. A pesar de las críticas y la petición #RechacenLaTerna, de ahí saldrá la nueva ministra. Se ha dicho que la favorita de Andrés Manuel es Yasmín. (Quien se ha esforzado en minimizar el hecho que el contratista Rioboó es su esposo). ¿La negociación monrealista del fin de semana es entre Yasmín Esquivel Mossa y la exmilitante del Movimiento de Regeneración Nacional, Loretta Ortiz Ahlf? (Renunció hace poco, no vayan a pensar que tiene vínculos con ya saben quién). Por lo pronto, el “mecansogansismo” se fortalece en la 4T. Ahora, imponiéndose en el Poder Judicial.