Diciembre 14, 2019
Clima
11°c Máxima
4°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Piden no clasificar a cárteles mexicanos como terroristas

IMPULSO/ Agencia SUN
CIUDAD DE MÉXICO
El gobierno de México rechazó clasificar a los cárteles de la droga que operan en territorio nacional como terroristas. Este lunes, el canciller Marcelo Ebrard esgrimió que una declaratoria de este tipo, solicitada por la familia LeBarón al gobierno de Estados Unidos, tiene implicaciones jurídicas que podrían dar pie a que dicho país intervenga en la política de seguridad pública mexicana.
Por ello, calificó de inconveniente e innecesaria la petición que la familia LeBarón publicó a través de la plataforma Petitions White House, misma que cuenta con 30 días para recibir 100 mil firmas de apoyo para que la Casa Blanca emita una respuesta en un plazo de 60 días. “El tema narcoterrorismo (…) tiene una implicación jurídica. Consideramos que todos los actos homicidas o de cualquier tipo que afectan a la sociedad son gravísimos, no necesitan adjetivos.

“No necesitas designar o clasificar un grupo específico como terrorista para que actuemos en conjunto contra él. Hay muchísimos casos, por ejemplo, las extradiciones en curso, que demuestran que sería además innecesario”, expresó.

Tras conocer esta posición del gobierno mexicano, Alex LeBarón escribió en Twitter: “Terror es lo que siembran los cárteles mexicanos. Acaso no debemos entonces llamarles terroristas, @m_ebrard”.
El domingo pasado, la comunidad LeBarón en Estados Unidos lanzó una petición para que el gobierno de ese país designe como grupos terroristas a los cárteles mexicanos.
Ayer lunes, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, Ebrard agregó que en México este tipo de grupos no tienen otra clasificación más que de delincuencia organizada, por lo que insistió en que solicitar que se les determine narcoterroristas es como pedir a Estados Unidos que intervenga en el país.

“Lo que se está buscando cuando se usa ese término es que Estados Unidos pueda clasificar diferentes grupos como tales y entonces actuar contra ellos donde quiera que se encuentren. En eso México no va a estar de acuerdo, bueno, no sólo México, muchos países más”, dijo.

López Obrador acompañó la postura del canciller y reiteró que para su administración no es una alternativa solucionar los problemas de seguridad pública con violencia y que jamás aceptará que Estados Unidos interfiera en el país: “No aceptamos eso. Nuestros problemas los vamos a resolver los mexicanos. No queremos la injerencia de ninguna potencia. No somos vendepatrias. No vamos a permitir ninguna amenaza o intervención del extranjero. Imagínense, si tenemos un problema, por grave que sea, y vamos a acudir a una especie de gobierno mundial, ¿dónde queda nuestra soberanía, nuestra independencia?”.
La próxima semana, el Mandatario y el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, se reunirán con la familia LeBarón.
Sin condiciones: Durazo. No hay condiciones para que los cárteles mexicanos sean catalogados como terroristas, afirmó Durazo.
El secretario aseguró que el terrorismo tiene una serie de condicionantes de carácter jurídico que no se cumplen en este caso, por lo que rechazó el planteamiento de la familia LeBarón, víctima de un ataque del crimen organizado en Bavispe, Sonora, el cual dejó nueve de sus integrantes muertos.

“No hay condiciones para llegar a esa conclusión. El terrorismo tiene una calificación, una serie de condicionantes de carácter jurídico que no se cumplen en este caso. No estamos de acuerdo con esa calificación, la respetamos, pero no la compartimos”, indicó.

Por otro lado, el líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, mencionó que hay que ser cuidadosos a la hora de tipificar delincuencia organizada.

“El Senado tiene en sus leyes tipificados el terrorismo y la delincuencia organizada en diferentes modalidades. No se puede admitir, por la Doctrina Estrada, por el principio de no intervencionismo, que gobierno extranjero alguno intervenga de manera directa en la legislación interna ni en la reglamentación que le corresponde al Congreso de la Unión decidir”, explicó.

Ayer, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, dijo que la solicitud de la familia LeBarón deberá analizarse con cuidado por las posibles implicaciones en la soberanía mexicana.

“El tema de que sea declarado como terrorismo podría darle más facultades a Estados Unidos en relación a la protección de ciudadanos estadounidenses en nuestro territorio, por eso se requiere hacer un análisis integral de cuáles serían las consecuencias”, estimó.

A su vez, el coordinador de la bancada del PRI en la Cámara Alta, Miguel Ángel Osorio Chong, comentó que su partido rechaza cualquier intervención: “Nunca se ha permitido y no debemos abrir paso a ello, tenemos capacidades suficientes los mexicanos para poder enfrentar este tipo de retos. Creo que lo que hace falta es buscar una estrategia que dé mejores resultados”.

* Implicaciones de la demanda
El Departamento del Tesoro puede confiscar o bloquear los activos relacionados con los cárteles.
Ninguna entidad ni individuo en Estados Unidos les podría proporcionar “apoyo material o recursos”.
Se prohíbe la entrada a Estados Unidos de todos los integrantes de esas organizaciones.
Se incrementa la capacidad del gobierno de ir tras los sospechosos de estar apoyando a los cárteles, incluyendo quienes les proporcionen entrenamiento, transporte, apoyo financiero.
Bajo la justificación de que son terroristas, Estados Unidos podría lanzar una operación militar, al considerarse acciones de legítima defensa.