Diciembre 13, 2019
Clima
21°c Máxima
12°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

“Participación de mujeres en la economía no es un tema de moda”

IMPULSO/Agencia SUN
Ciudad de México
Al señalar el recorte de recursos para programas que benefician a emprendedoras en el proyecto de presupuesto 2020, la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), Luz María de la Mora, dijo que la participación de las mujeres en la economía no es un tema de moda, sino clave para el crecimiento.
“La participación de mujeres en la economía no es un tema de moda ni altruista, es de políticas públicas para promover un mayor crecimiento”, apuntó.
Durante su discurso en la cuarta Conferencia de la Red Hemisférica de Mujeres organizado por la Sociedad de las Américas/Consejo de las Américas, mencionó que el principal obstáculo del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (PRONAFIM) de la SE -que tiene como misión apoyar a los y las que los y las microempresarias- considera recursos por 58 mil millones de pesos para el presupuesto 2020, frente a los 59 mil millones de pesos de este año.
Sin embargo, señaló que están acompañando con recursos a las organizaciones civiles.
Al enfatizar que nos encontramos en un contexto de desaceleración de la economía, la funcionaria advirtió que si queremos una economía próspera, tendremos que pasar por una inclusión laboral.
En ese sentido, mencionó que el tema de género es clave para aprovechar los tratados de libre comercio.
Por su parte, la senadora del PRI, Vanessa Rubio, afirmó que si bien fue la primera mujer subsecretaria de Hacienda en 200 años de historia, fue porque se dieron las condiciones y porque fue educada en un ambiente de equidad.
Consideró importante hacer a un lado los prejuicios para romper no solo con el llamado “techo de cristal” al que se enfrentan las mujeres porque a veces es de cemento.
La directora de Metlife México, Sofía Belmar, coincidió en romper con los paradigmas establecidos en el mundo corporativo y evaluar el elemento costo-oportunidad cuando se desempeña un doble rol de trabajo en la oficina y el hogar.