Mayo 24, 2022
Clima
22°c Máxima
22°c Mínima

Obligados los circos a reemplazar animales en su espectáculo

  • Las reformas al Código Penal Federal establecen prisión y multa superior a los 10 mil pesos para quienes inflijan sufrimiento a los animales.

Ana Lydia Chávez Flores

Aquel espectáculo circense que durante el siglo XX hizo las delicias de generaciones de niños, hoy se desdibuja frente a una avasalladora ola de proteccionismo animal, promovida desde diferentes frentes sociales como organizaciones civiles e iniciativas legislativas que buscan garantizar una mejor calidad de vida para los animales.

Algunos circos, han optado por espectáculos acrobáticos y teatrales para reemplazar los números con animales para continuar con un negocio que ha involucrado generaciones de empresarios de este ramo.

Hoy vemos como algunas empresas circenses han reemplazado a los animales con figuras inanimadas que distan mucho de lo que hace décadas fue el “circo con animales”.

Fotos/Pepe González

El debate entre si el circo es o no el mejor lugar para un animal de origen salvaje continuará en la escena social, entre tanto, los asistentes a estos espectáculos tendrán que conformarse con “admirar” estas representaciones que distan mucho de lo que alguna vez fue este espectáculo.

A raíz de la reforma al Código Penal Federal que establece prisión y multa superior a los 10 mil pesos para quienes infrinjan sufrimiento a los animales, se ha desatado la controversia entre quienes pugnan por la protección animal, y quienes consideran que es una reforma hecha sobre las rodillas, la cual no ha tomado en cuenta cuál sería el destino de estos animales que no saben vivir en un entorno salvaje.

Quien no recuerda aquel grito “”Hay emoción, hay alegría para toda la familia ¡Vamos! ¡Vamos!¡Vamos!… Al Circo Atayde Hermanos…””.

En marzo pasado, aprobaron la reforma al apartado de “delitos en contra de la vida y la integridad de los animales” el cual impone dos años de prisión y multa de 13 mil 443 pesos a quienes dolosamente causen sufrimiento o lesiones a un animal o lo utilicen con fines sexuales. No obstante, aún está pendiente la validación de este dictamen por parte del Senado para convertirlo en una norma observable.

Derivado de esta norma, empresas como los circos, que incluían en sus espectáculos números con animales salvajes, tendrán que ir considerando su reemplazo si desean continuar operando.

Esta dinastía circense ha formado parte de las historias de nuestra niñez desde hace más de un siglo.

En este contexto, prevalecen cuestionamientos como ¿Cuál sería el hogar de estos animales? ¿Serán enviados a zoológicos, refugios o reservas ecológicas? Para muchos, estas interrogantes, ha quedado fuera de la consideración legal.