Abril 3, 2020
Clima
16°c Máxima
13°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

NBA, MLB y NFL con calendarios cortos

En América únicamente por huelgas se han detenido las acciones en tres de las ligas más prominentes.

Agencia SUN/CDMX

En menos de una semana las temporadas de un sinfín de competencias quedaron suspendidas indefinidamente debido a la pandemia de coronavirus; la posibilidad de que se reduzca el número de encuentros o se den por concluidas las campañas por esta razón podría marcar un hito en la historia del deporte.

GRANDES LIGAS- TEMPORADA 1972

Por primera vez en la historia del deporte estadounidense un conflicto entre jugadores y propietarios motivó el retraso del inicio de una temporada. La asociación de los peloteros demandó mejores sueldos y prestaciones, pero los dueños se negaron a ceder en un inicio e incluso despidieron a algunos jugadores.

Después de trece días de dificultades ambas partes llegaron a un acuerdo. Los 86 partidos suspendidos jamás se efectuaron debido a la negativa de los dueños de pagarle a los beisbolistas por el timpo que permanecieron en paro.

NBA- TEMPORADA 1998-1999

La NBA tuvo que ceder ante las peticiones de reducir el tope salarial, mejorar los sueldos de novatos, entro otras para evitar que la temporada 1998-1999 se perdiera. De forma unánime los jugadores votaron por una huelga, que afortunadamente se resolvió a tiempo.

El contrato colectivo quedó hasta el 18 de enero de 1999; casi tres meses después de que la temporada debió haber arrancado. La campaña se jugó a 50 partidos y no hubo Juego de las Estrellas.

NFL- TEMPORADA 1982

Por única vez se jugó un calendario con sólo nueve partidos. La campaña ya había arrancado cuando la NFLPA (asociación de jugadores) buscó mejores condiciones de trabajo. Tras 57 días de paro, lo lograron.

El comisionado David Stern volvió a plantarse ante un paro patronal de los jugadores por las inconformidades durante las negociaciones de un convenio colectivo. Durante la huelga ningún equipo pudo contratar ni los jugadores entrar a las instalaciones de los equipos.