Noviembre 19, 2019
Clima
25°c Máxima
20°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

“Maduras, solteras y desesperadas” llega a 100 representaciones

IMPULSO/Agencia SUN
Ciudad de México
“El teatro es lo más maravilloso para los actores, el teatro es un acto de amor todas las noches, de nosotras para ustedes y de ustedes para nosotros, a veces hay noches que no son muy buenas, pero otras que son perfectas como ésta”, declaró Luz María Aguilar al final de la función del pasado martes de la obra “Maduras, solteras y desesperadas”, frente a un Teatro San Rafael totalmente lleno.
Luz María Aguilar, Norma Lazareno, Raquel Pankowsky, Maribel Fernández “La Pelangocha” y Rafael Nives, dieron cátedra de lo que es hacer comedia y de cómo una compañía puede llegar a ser una gran familia, porque mientras el público reía con la historia de tres mujeres de la tercera edad, rendidas de amor por su joven y bello roomie, ellas en el escenario trabajaban con complicidad y cuidándose unas a otras.
“Nos hemos compartido en una gran familia, hay un cariño muy especial entre nosotros y por eso queremos compartir esta noche que es única e inmemorable para cada uno de nosotros. Somos una familia porque te la vives en el teatro, estás más tiempo ahí que en tu casa, entonces incluso en el teatro celebras tus cumpleaños y hoy es el de Norma Lazareno”, dijo el productor Salomón Ramírez; entonces Las mañanitas se dejaron a escuchar y la festejada agradeció al público que las cantara con una reverencia.
Aguilar compartió que en 1954 comenzaron sus carreras juntas, al asistir al primer llamado de la película “Maldita ciudad”, algo que las ha hermanado hasta el día de hoy y le hacía muy feliz acompañarla en un años más de vida.
El escritor Oscar Rubí explicó que este proyecto estaba pensado para 10 funciones en gira, pero gracias a la buena química que ha habido entre el elenco y la aceptación del público, esta semana han llegado a casi 150 representaciones, aunque apenas estén celebrando las 100.
“Es una lección de actuación, es una lección de vida lo que realizan todas ustedes. Ver a la gente, escucharla reír catárticamente es para agradecerlo. Una lección grandísima para los jóvenes, que ya de repente creen que ya son grandes actores, sin realmente estar en un escenario. El amor, la entrega de ustedes no hace más que hacer que uno se ponga de rodillas y diga gracias”, expresó Alberto Estrella, que esa noche junto a Carmen Salinas y Maxine Woodside apadrinaron la develación de placa por las 100 representaciones.