Noviembre 20, 2018
Clima
23°c Máxima
21°c Mínima
Dólar
Compra 20.07
Venta 20.53
Euro
Compra 22.75
Venta 23.50

La emotiva historia del golfista mexicano, ‘El Camarón’ Rodríguez

IMPULSO/Agencia SUN

Quintana Roo

José de Jesús Rodríguez, mejor conocido como “El Camarón”, no suelta su tarjeta del PGA Tour, que sigue nuevecita, limpia y muy blanca. Se la acaban de entregar hace un par de meses y no tiene intención de perderla.

Al irapuatense le costó mucho esfuerzo llegar a la máxima categoría. Desde cruzar el Río Bravo, trabajar como ilegal, a jugar en Latinoamérica, considerar el retiro y conseguir un título en el Web.com Tour.

Ahora que se encuentra en el circuito estadounidense, el “Camarón” recuerda mejor que nunca todos los conflictos personales y laborales que se originaron para este momento.

“Me costó mucho trabajo y mucho sacrificio, para mí y mi familia. No es fácil salir de casa para ganarse el pan y dejar a mis hijos chiquitos. Te vas con un nudo en la garganta y hasta dudas en irte”, cuenta Rodríguez.

José de Jesús, de 37 años de edad, ya debutó como jugador del PGA Tour; en tres tornes, pasó el corte en dos. Este fin de semana jugará su cuarto certamen, el Mayakoba Golf Classic, en Playa del Carmen.

El irapauatense necesita sumar la mayor cantidad de puntos para quedarse en el circuito, mas no se presiona. Vive un momento de gozo en su carrera, que le permite hacer mejor su juego.

“Hay que disfrutar al jugar y sonreír en los primeros hoyos. Así, yo creo, es la forma para sentirse cómodo”, continúa ‘El Camarón’. “Lo más importante es creértela. Jugar y jugar. Jugué muy bien en Las Vegas y Mississippi, nos falta afinar detallitos y vamos en buen camino”.

Hace 10 años, Rodríguez solicitó una VISA para competir como golfista profesional en Estados Unidos; sin embargo, al admitir que vivió en el país vecino de manera ilegal, le rechazaron cualquier solicitud, que borró la oportunidad de jugar en los mejores campos del mundo.

Para el mexicano, esa puerta se cerró en uno de sus momentos más destacados en nivel, por lo que tuvo que empezar desde abajo para cumplir el sueño.

“Tuve un momento muy bueno, clave, pero no tenía VISA para entrar a Estados Unidos. Ahora que la tengo, no pienso perderla”.

En abril de este año, “El Camarón” conquistó el United Leasing & Financie Championship, del Web.com Tour, que le valió la cantidad necesaria de ganancias para escalar al PGA Tour. Entre lágrimas, Rodríguez no dejó de mirar al cielo, agradeciéndole a todos lo que le apoyaron, pero que ya no le acompañan.

“Desde que estaba en la fila para recibir mi tarjeta [del PGA Tour], regresé muchos años atrás. Mi infancia, cómo empecé, cómo me ayudaron y cómo llegué. La cámara me capturó feliz, pero después lloré porque recordé a muchas personas, como mi papá y mi patrocinador, que ya no están”.

Un tiempo antes, José de Jesús considero dejar los palos y buscar otro tipo de profesión. Los conflictos personales le llevaron a un momento oscuro, sin posibilidad de una alternativa. La gira del PGA Tour Latinoamérica y, después, del Web.com Tour, le permitieron creer que el golf todavía era un opción para sobrevivir.

“Me di cuenta que podía seguir adelante y que nada o nadie podría derrumbarme. Pero le doy gracias al pasado porque por eso estoy aquí”, subraya el de Irapuato.

A pesar de que pasó varios años como ilegal en Estados Unidos, José de Jesús todavía se acopla a su nueva vida en el país vecino, con VISA de trabajo y la oportunidad de generar los suficientes recursos para su familia.

Sabe responder preguntas en inglés, las básicas para poder competir: de cómo va en la ronda, en qué hotel se hospeda, las reglas y situaciones en el campo. Lo básico. Además de otras preguntas clave para saber dónde y qué comer… “para sobrevivir”.

“Todos me han recibido muy bien. Mi caddie es estadounidense y lo elegí por eso, porque quiero aprender el idioma e involucrarme más”.

“El Camarón” vive la oportunidad que perdió hace una década. Apenas es su primera oportunidad en el PGA Tour, donde alguna vez se vio jugar cuando era pequeño. Con todos los problemas en su pasado, vive el sueño y disfruta del momento.