Agosto 25, 2019
Clima
27°c Máxima
22°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

La digitalización de las elecciones de 2021

IMPULSO/ Fernando Díaz Naranjo

Artículo

Parecería que aún falta mucho tiempo para el proceso electoral 2020-2021 y ya tenemos en puerta los preparativos para las seis elecciones locales que tendrán verificativo este año en los estados de Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Puebla. 
La elección de 2021 será, sin duda alguna, un proceso tanto federal como local de pronóstico reservado. De entrada, a nivel nacional se renovarán los 500 diputados federales que, para el caso de Morena, será fundamental contar con la mayoría de legisladores para seguir maniobrando con cierta facilidad, pero la oposición seguramente dará una dura pelea por ganar espacios de poder.
A nivel local serán aún más complejas ya que se estarán disputando, prácticamente en la mitad de las entidades federativas, la renovación del ejecutivo estatal, entre otros cargos más de representación popular.
Por ello, me parece que el Instituto Nacional Electoral (INE) y los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE’s) tienen la gran oportunidad de explorar, con suficiente tiempo, la ruta que permita la digitalización de las elecciones para 2021, es decir, la utilización de computadoras o urnas electrónicas que faciliten y modernicen las arcaicas formas de organizar tanto logística como materialmente los procesos electorales en el país.
Este proceso de digitalización de las elecciones significaría que las autoridades electorales podrían dejar de utilizar toneladas de papel para la impresión de millones de boletas electorales.
En el pasado proceso electoral de 2018, la lista nominal de electores fue de poco más de 89 millones de ciudadanos, esto significa que se imprimieron igual cantidad de boletas por tipo de elección, es decir: 267 millones de boletas; 89 millones para la elección de presidente de la República, otro tanto igual para la elección de senadores y otras tantas para la elección de diputados federales. Pero si a esto le sumamos las elecciones locales, la cifra crece exponencialmente. Por ejemplo, en la Ciudad de México, con más de 7 millones de electores y que tuvo elecciones de forma concurrente con la federal, se imprimieron más de 21 millones de boletas electorales por cada una de las elecciones que llevó a cabo: Jefe de Gobierno, diputados locales y alcaldes. Y así podríamos seguir con cada una de las otras 29 entidades federativas donde hubo elecciones el año pasado.
Además, la utilización de estos mecanismos electrónicos de votación podría prescindir de actas, ya que informáticamente la votación se computaría electrónicamente, con mayor rapidez y precisión. Ya no sería necesario, desde mi punto de vista, la utilización de los programas de resultados electorales preliminares, toda vez que el cómputo se registraría en tiempo real el mismo día de la elección, esto sin dejar de lado, por supuesto, la interposición de los medios de impugnación que los actores políticos llegaran a considerar pertinentes.
Sin embargo, de instrumentarse este proceso será necesario, por supuesto, una serie de reformas a la normatividad electoral tanto federal como local, que precisen diversas disposiciones, así como la ejecución de toda una serie de nuevas estrategias para la capacitación electoral, por ejemplo, o bien, para la participación activa de los partidos políticos en todo el proceso de planeación y ejecución de este proceso de digitalización.
La adquisición de estas computadoras que se instalarían en las casillas electorales, durarían en uso por varios procesos electorales, y si bien su adquisición sería un gasto importante, en el mediano plazo podría significar un ahorro de recursos presupuestales, sobre todo ahora que el gobierno federal tiene como punta de lanza una política de austeridad importante. Es aquí una oportunidad donde se debería mirar planificando a futuro.
Desde este espacio insistimos en la utilización de mecanismos electrónicos para captar la votación de los ciudadanos, y justamente la elección de 2021 constituiría una excelente oportunidad para la digitalización de los procesos electorales, tanto federales como locales. ¡Hasta la próxima!
Twitter: @fdodiaznaranjo
Correo electrónico: [email protected]