Diciembre 13, 2019
Clima
10°c Máxima
6°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

La de hoy

IMPULSO/ Julio Requena
El fondo de la glosa del Primer Informe está en las comisiones
Durante esta semana, existen tres temas torales para la vida pública del Estado de México. El primero, la conformación de las comisiones de la LX Legislatura. Lo segundo, el Primer Informe de Gobierno de Alfredo Del Mazo. Como tercero, la glosa del Informe por parte de las mismas comisiones. Por eso es que es tan importante la configuración de éstas, donde la mayoría de Morena tendrá que hacerse sentir consiguiendo las más fundamentales que son tres:
1.- Gobernación y Puntos Constitucionales
2.- Finanzas Públicas
3.- Comisión Inspectora del Órgano de Fiscalización
Alguien podría agregar a estas la Comisión de Asuntos Políticos o la Comisión de Educación o la recién formulada Comisión Especial para el Combate a los Feminicidios o la Violencia Contra las Mujeres, pero las tres primeras serán vitales para examinar el Informe de Gobierno que entregue el mandatario mexiquense.
Es obvio que el PRI buscará tener por lo menos una de las comisiones importantes para que durante los trabajos de “comisiones unidas” puedan defender las propuestas, iniciativas o puntos de acuerdo del Ejecutivo estatal o por lo menos tratar de equilibrar las discusiones con argumentos o amagues.
Morena tiene la posibilidad de ejercer su mayoría a favor de sí, de sus aliados como son el PES o el PT, pero sin duda no cederá a presiones ni chantajes de sus opositores del PRI, PRD, PAN, Verde u otros actores que siendo sus aliados prefieran actuar como sus contrarios.
Ciertamente, existe la ponderación de que el PRI será aliado obligado de las determinaciones que tome Morena para evitar que en un mal cálculo se vea afectado el gobernador priista, la palanca de la civilidad –dicen- tendrá que ser sostenida y manejada por todos.
Es claro que la nueva mayoría morenista llamará a cuentas al Gobierno de Alfredo Del Mazo desde las comisiones legislativas encargadas de la Glosa, las comparecencias a las que haya lugar y marcando las directrices para el respeto entre poderes; pero el mandatario mexiquense ya ha empezado a tomar estrategias al respecto, como son los cambios en las diversas secretarias.
El cambio en las dependencias estatales, si bien pudiera entenderse que es para mejorar los resultados, también se traduce en una forma de que los ‘nuevos’ funcionarios no tengan los elementos para contestar los cuestionamientos de los legisladores, pues, prácticamente, “vienen llegando” o recién toman las riendas de sus oficinas.
A fondo: Los cambios en las dependencias estatales merecen un comentario a parte, pues, aunque el gobernador Alfredo Del Mazo los despide elogiando su trabajo, es justo mencionar que, si fuera realmente bueno, no tendría por qué cambiarlos. De lo contrario, estaría dando entender que se vio obligado a hacer los cambios ante la renuncia de estos servidores públicos para buscar mejores horizontes de realización política o profesional, pero dichos escenarios no existen.
Es necesario reconocer que todo ajuste es para intentar mejorar, de allí el mérito de los cambios, pero si éstos no tienen en la mira la mejora estratégica del Gobierno, sólo se convierten en el oportuno refugio de los amigos o conocidos. Lo cual habla de que el mandatario sabe honrar la amistad por encima de la eficiencia administrativa, financiera o política.
Se esperan más cambios en el Gabinete mexiquense, antes y después del Primer Informe habrá que estar al pendiente del rumbo que toman las determinaciones de Gobierno, que marcarán la ruta del segundo año de Alfredo Del Mazo.

Etiquetas:,