Diciembre 13, 2018
Clima
18°c Máxima
14°c Mínima
Dólar
Compra 19.96
Venta 20.42
Euro
Compra 22.64
Venta 23.37

La de hoy

IMPULSO/Julio Requena

A nadie le conviene un gobernador de rodillas

La fiebre de hablar de Morena sin ton ni son todavía no empieza a bajar, sin embargo, se deben precisar ya los puntos sobre los cuales tendrá que ir aterrizando las expectativas enormes que fueron sembradas con el triunfo mayoritario de esta fuerza política. En resumen, entender lo que está pasando mediante tres puntos:

1.- Morena ganó, perdió y recuperó 10 diputaciones de representación proporcional en un claro mensaje de ir por todo.

2.- Morena no se conformó con ganar escaños directos y las 10 plurinominales, sino que, al sumar 31 diputaciones, convenció a más legisladores de sumarse a su expresión hasta llegar a 38, con lo cual tiene la mayoría necesaria para aprobar todas las iniciativas por sí solo, al sumar tres diputados del PT y cuatro del PES.

3.- El nombramiento en la presidencia de la Junta de Coordinación Política de Maurilio Hernández González es la cereza en el pastel, no sólo para Morena, sino para el GAP de Higinio Martínez, que, ahora con el control de la Cámara de Diputados y el nombramiento de Delfina Gómez como coordinadora del Gobierno Federal en el Estado de México, viene a cerrar la pinza para garantizar un equilibrio real de poderes.

La narrativa mexiquense presenta hoy dos ejes:

1.- Desde la nueva mayoría enarbolada por Morena, todas las acciones están enmarcadas en la legitimidad que otorga el pueblo, el apoyo ciudadano volcado en las urnas y el argumento de que es un barco impulsado por poco más de 30 millones de mexicanos al que no se le puede oponer un puñado de priistas, panistas, perredistas, ecologistas y demás.

2.- Desde el lado de la oposición, el principal argumento a usar es el respeto, pues, aunque Morena sea mayoría, no puede aplastar ni imponer su punto de vista, es decir, no puede abusar de los débiles, pues para eso no le fue conferido el poder del pueblo, sólo le es permitido poner orden, pero no agredir ni violentar, mucho menos transitar sin acuerdos.

A ambos les afecta la solicitud de que impere la civilidad por encima de ambiciones grupales, personales o de partido, en el Estado de México no puede violentarse el clima de civilidad política, porque entonces no sería justicia, sería revanchismo, no será transparencia sino opacidad, no habría equilibrio de poderes, sino imposición y a nadie le conviene un gobernador de rodillas; ni al pueblo, ni al sistema de partidos, ni al esquema de poderes.

Todavía nadie ha visto que se trata de un tema de plusvalía y ganancia, en el que, para que el gobernador haga, necesita que otros ganen, y para que el proyecto de MORENA avance, no puede perder el pueblo. La Cámara de Diputados va aprobar, pero el Ejecutivo tiene que ser el que haga, no se puede suponer que el mandatario mexiquense pase a ser una figura decorativa del quehacer político.

Y como en todo el proyecto es ganar-ganar o arriesgarse a que todos pierdan lo que han ganado hasta ahora.

Para la agenda magisterial: Esta semana es muy posible que los maestros reciban la noticia de la emisión de la convocatoria a elección interna para renovar el Comité Estatal del SMSEM, acompañado de otra novedad muy importante: la posibilidad de que se registre más de una planilla, dejando atrás la época de la Planilla Única o Planilla de Unidad que no daba oportunidad de competir.

De acuerdo a algunos sondeos entre el magisterio, de los 110 mil docentes mexiquenses, es posible que sólo participe el 42 por ciento de ellos, ubicando ese nivel de abstencionismo ya sea por apatía o por falta de credencial, porque los maestros tendrán varias opciones para apoyar.

Así las cosas, el SMSEM se perfila al relevo de su dirigencia ajustándose a los nuevos tiempos democráticos, de participación e involucramiento que imperan en el país desde el 1 de julio, pero guardando la institucionalidad, pues cabe aclarar que, la competencia es por fortalecer la institución no para destruirla.

Etiquetas: