Septiembre 20, 2021
Clima
10°c Máxima
10°c Mínima

Jóvenes los más afectados por el desempleo

Debido a la pandemia ha alcanzado una tasa de entre 12% y 15%

Julio César Zúñiga/Metepec

Fotos de Arturo Hernández

En junio de este año, la tasa de desocupación en México registró 4%, sin embargo, el desempleo en jóvenes no sólo se fue al doble como tradicionalmente ocurre, sino que por la pandemia de Covid-19 el índice alcanza niveles entre el 12 y 15%.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Población Económicamente Activa (PEA) en México equivale a 57.8%de la población total, de los cuales el 50.4%son jóvenes de 14 a 29 años; grupo de edad que más crece en desempleo, pues el indicador aumentó en 5.5% con respecto a junio de 2020.

No obstante, la tasa de desempleo de junio de este 2021 refiere que 2.3 millones de personas en edad de trabajar no tenían empleo, siendo las personas entre 25 y 44 años las más perjudicadas por el desempleo al cierre del sexto mes de este año por la falta de oportunidades laborales.

Su historia, la del payaso a quien todos quieren escuchar como terapia a los problemas de la rutina diaria, pero que no es feliz. ¿Qué o quién anima al payaso? Sus sueños de alcanzar el cielo, sus anhelos de superación,a la alborada de un mejor futuro.

Es José Luis Bernal Hernández de 20 años de edad. Estudiante del tercer semestre de la carrera de Bibliotecología, en la Facultad de Filosofia y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), disciplina centrada en el estudio de las diferentes características y propiedades de las bibliotecas.

Parafrasea a Juan de Dios de Peza:“El carnaval del mundo engaña tanto, que las vidas son breves mascaradas; aquí aprendemos a reír con llanto y también a llorar con carcajadas”, para comentar que vive en Infonavit San Francisco y nació payaso, trabaja de payaso y en su familia todos son payasos.

Sobre sus motivos para tomar la calle, como una alternativa para allegarse algunos recursos económicos, explicó que durante la pandemia ha tomado sus clases en línea, pero ante el inminente regreso a clases presenciales en el próximo ciclo escolar, sintió la necesidad de empezar a engordar “el cochinito” y desde hace dos meses el último reducto que encontró fue la calle, aprovechando esa facilidad de interacción con la gente.

Una cruda realidad, la pandemia que acabó con la oferta y la demanda, que orilló al encierro, que acabó con los ahorros, que los dejó sin empleo; el semáforo epidemiológico que avanza y retrocede según las nuevas oleadas de contagios, dejando a su paso sólo incertidumbre. “Luego, trascender los prejuicios para obtener limpiamente entre 200 y 250 pesos diariamente durante tres o tres  hora y media, al grado de que en estos tiempos de crisis económica, mis padres ya se están animando a tomar las calles para ganarse la chuleta”, confió.

Al respecto, aclaró que como en todo, hay bajas y altas en la obtención del dinero; sin embargo, asegura que en estos dos meses se ha se encontrado con gente muy positiva, que aunque no aporte unas monedas, le regala una sonrisa o en ocasiones palabras de aliento que valora más que el mismo dinero.

“Al ver mi cara pintada todos ríen con placer sin llegar a comprender que mi vida es complicada,porque es el payaso en esta vida a quien Dios destinó a sufrir, pues tiene que hacer reíraunque tenga el alma herida”, concluyó parafraseando a José de Maturana.