Septiembre 15, 2019
Clima
25°c Máxima
22°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

IS desconoció a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela

IMPULSO/ Agencia SUN
San José, Costa Rica
La Internacional Socialista (IS), que reúne a 145 partidos políticos socialdemócratas y de izquierda de América, Europa, Asia, África y Oceanía, reconoció este martes a la Asamblea Nacional como el legítimo poder institucional en Venezuela y expulsó de sus filas al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que gobierna desde 2007 en Nicaragua, por violar los derechos humanos y los principios democráticos.

En una reunión en República Dominicana de su Consejo, que empezó el domingo y concluyó el martes, la IS desconoció a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela y pidió convocar con urgencia a elecciones libres para una solución democrática y pacífica a la prolongada crisis venezolana.

“La legitimidad democrática del presidente y gobierno en Venezuela solamente surgirá de la voluntad libremente expresada por el pueblo venezolano y rechaza categóricamente toda forma de intervención militar extranjera para un cambio de régimen en Venezuela”, recalcó la IS.

Durante la clausura, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dijo en alusión a Maduro que quien responde “con balas y prisiones” a las ansias de libertad y democracia del pueblo “no es un socialista, sino un tirano”. El régimen venezolano acusó a Sánchez de sumarse “al golpe de Estado”.

Por otra parte, y a propuesta del opositor Partido Liberación Nacional (PLN), de Costa Rica, la IS expulsó al FSLN, la ex guerrilla nicaragüense cuyo máximo dirigente es Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. La IS argumentó que Ortega y el FSLN violaron los derechos humanos y los valores democráticos en la crisis que estalló el 18 de abril pasado en Nicaragua, con masivas protestas opositoras en reclamo de democracia, justicia, libertad y el fin de la represión.

En tanto, el mexicano Eduardo Ferrer Mac-Gregor, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH), denunció en Costa Rica “la grave crisis institucional, democrática y de derechos humanos” en Venezuela y la represión a los opositores políticos en Nicaragua.