Junio 6, 2020
Clima
19°c Máxima
19°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Inversión pública, empleo y austeridad para reactivar economía

Programa de inversión en el sector energético por 339 MDP; gasto extra  de 65 MMDP a Petróleos Mexicanos para reducir su carga fiscal

AMLO bajará sueldos a altos funcionarios; promete no aumentar deuda

Anunció que en los siguientes nueve meses se crearán millones de empleos nuevos.

Agencia SUN/CDMX

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador, afirmó que la política de austeridad al gobierno federal se aplicará “con más rigor” para hacer frente a la crisis económica que pueda provocar la pandemia del Covid-19 en México.

Entre las acciones principales de esa austeridad, anunció que bajará los salarios de él y de todos los secretarios de gobierno, y eliminará los aguinaldos de los cargos de subdirectores hacia arriba en la función pública.

Señaló que la próxima semana anunciará un programa de inversión en el sector energético por 339 millones de pesos; y que a Petróleos Mexicanos se le dará un gasto extra de 65 mil millones de pesos para reducir su carga fiscal.

Como medidas económicas para hacer frente a los estragos de la epidemia, también anunció que no generará más impuestos ni aumentará la deuda pública. En ese sentido, reconoció los trabajos de la banca privada y el empresariado.

Anunció también que devolverá el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a la brevedad a los contribuyentes, y lo mismo con los tiempos oficiales del gobierno a los medios de comunicación.

En el gobierno, dijo, no habrá despidos a los trabajadores del Estado, pero a cambio les pidió “más entrega, más eficiencia y honestidad total”, para poder continuar “con la transformación de México.

López Obrador afirmó que se iniciará pronto la recuperación económica a partir de aumentar la inversión pública destinada a la creación de empleos y a otorgar créditos a pequeñas empresas familiares y a quienes se buscan la vida como pueden día con día. “No los vamos a dejar en el desamparo”.

Para financiar este plan sin aumentar impuestos ni decretar gasolinazos, dijo, se recurrirá a utilizar los ahorros del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y los recursos que se mantenían guardados en fideicomisos. También se apoyarán en la banca de desarrollo, pero sobre todo se seguirá con la misma política de liberar recursos, porque continuará incluso con mayor rigor el plan de austeridad republicana.

“A diferencia de otras épocas, cuando se le pedía al pueblo fajarse el cinturón, ahora es el gobierno el que se está apretando el cinturón, terminando de borrar, de desaparecer, de desterrar la corrupción, acabando con lujos y ostentaciones para reducir el costo de gobierno a la sociedad y seguir regenerando la vida pública”.

En esta crisis, subrayo, transitoria, a cada quien le toca hacer su parte. De manera específica informo que he hecho una consulta y hay un consenso: se bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos y se eliminarán los aguinaldos desde el cargo de subdirectores, hasta el del presidente de la República, se reducirán los gastos de publicidad del gobierno, se reducirá la partida de viáticos, los gastos de operación y se ahorrará más en compras a proveedores y en los costos de las obras públicas que se contratan con empresas constructoras o de servicios.

También dispondrán de recursos porque se intensificará la enajenación de bienes mal habidos a la delincuencia común y a la delincuencia de cuello blanco, bienes que serán liquidados mediante subastas o rifas organizadas por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

Aclaro que no habrá despido de trabajadores al servicio del estado en ningún nivel, pero eso sí, se demandará más eficiencia, más entrega, más espíritu de servicio, mayor austeridad y honestidad total.

Puedo decir que contamos con el apoyo y la colaboración del sector privado nacional. La semana próxima daremos a conocer un programa de inversión pública, privada y social para el sector energético por un monto aproximado de 339 mil millones de pesos.