Diciembre 16, 2018
Clima
20°c Máxima
14°c Mínima
Dólar
Compra 19.90
Venta 20.37
Euro
Compra 22.44
Venta 23.18

Gasolinas baratas, sólo si baja el IEPS, dicen especialistas

IMPULSO/ Agencia SUN
Ciudad de México
Una reducción en los precios de las gasolinas se podría dar si baja el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), pero implica el riesgo de abrir un “boquete” presupuestal, de acuerdo con expertos. Es la única manera en que se podría influir en los precios de los combustibles, ya que éstos dependen en buena medida de las cotizaciones internacionales.
En la mesa de análisis que organizó EL UNIVERSAL, “¿Habrá gasolinazo con el nuevo gobierno?”, los especialistas invitados explicaron que si bien los precios tienen que ver con los costos de producción, transporte, distribución y almacenamiento, en realidad se depende de los precios de referencia en el mercado mundial y del IEPS con que el gobierno grava a los combustibles.
Por una parte, el coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM, Ignacio Martínez, dijo que “si se quiere hacer uso de un gasto social y si se recorta el IEPS a la gasolina, tendríamos un enorme hueco. De que se puede bajar o reducir el IEPS, sin duda, pero hay que tener mucho cuidado para que no tenga un impacto a la larga”.
Por ello, añadió que se puede reducir la tasa del IEPS en 50% para lograr una baja de precios, pero no pensar en desaparecerlo, porque habría impactos presupuestales.
No obstante, dijo que la baja puede percibirse hasta enero de 2019, pero como resultado de que el tipo de cambio peso-dólar logre mayor estabilidad, con una mayor apreciación para la moneda mexicana.
En contraste, el analista del sector energético de la firma Caraiva y Asociados, Ramses Pech, explicó que si se elimina el IEPS a la gasolina se podrían ver precios de 17 pesos por litro para la Magna y de 18.50 para la Premium, considerando una baja de 1.5 a dos pesos por litro.
Descartó un hueco presupuestal, siempre y cuando se aplique una reingeniería financiera, se defina adecuadamente el precio del crudo mexicano de exportación en el presupuesto federal, que está en alrededor de 62 dólares por barril, y si se toman en cuenta las coberturas que hay para el energético.
La investigadora del Instituto Baker de la Universidad Rice, Miriam Grunstein, dijo que “tenemos un precio liberalizado y estamos sujetos a los mercados internacionales; es imposible hacer una previsión de cómo veremos los precios del crudo en los próximos tres años, y lo que vemos es que van para arriba”.
Advirtió que si la próxima administración decide tomar la ruta de controlar los precios, “estresaría” al sistema nacional de refinación y al mercado de energéticos.
Sobre las declaraciones del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, respecto a que a partir del tercer año se tendrán listas una o dos nuevas refinerías, Grunstein y Pech coincidieron en que tomaría de dos a tres años tener esos proyectos, lo que significa que su construcción podría arrancar hasta la mitad del próximo sexenio.
Para Grunstein, “si construimos refinerías de Estado para el suministro de gasolinas y hay control de precios, eso inhibe las inversiones. No puedes tener distorsiones y esperar que el mercado funcione, porque lo que vas a lograr es que los proyectos que podrían generar ingresos al gobierno se olviden de nosotros”.
Añadió que la reforma energética tuvo como objetivo que la inversión privada participara, y pocas empresas han levantado la mano para construir refinerías o participar con Pemex, por los errores que registra el mercado y porque las refinerías generan una utilidad marginal.
Pech agregó que el otro problema de construir refinerías es que debe analizarse si habrá suministro suficiente de petróleo para que operen, y también si generarán un retorno de la inversión en el corto plazo.
Para los especialistas, es necesario considerar también el tema de la inseguridad y el robo de combustibles, delitos que tienen un costo muy alto, así como un impacto en las inversiones de empresas privadas.
Grunstein dijo que el robo de combustibles lo terminan pagando los propios consumidores en los precios de gasolina. Pero, añadió, el tema es difícil, porque está involucrado el crimen organizado y se sospecha que también directivos de Pemex.
Este viernes, la Secretaría de Hacienda anunció que sube el IEPS de 2.27 pesos a 2.76 pesos para el litro de gasolina Magna a partir de hoy, mientras que para la Premium pasa de 2.75 a 3.16 pesos por litro.

Etiquetas: