Noviembre 15, 2019
Clima
14°c Máxima
8°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Fracasa política para sanear el río Lerma

IMPULSO/ Leonor Sánchez Sánchez
Toluca
: El resultado ha sido pérdida de especies endémicas, pérdida de agua y detrimento de su calidad, convirtiendo esta importante afluente uno de los ríos más contaminados del Mundo.

No han funcionado programas y acciones de gobierno que se han realizado a lo largo del tiempo para sanear la Cuenca del Alto Lerma, afirmó el investigador José Fernando Méndez Sánchez titular del laboratorio de Ecofisiología animal de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de México
Como prueba de su afirmación señaló que si se toma como indicador el espejo de agua de las ciénegas o donde se localizan las diversas especies, es fácil identificar que cada vez viene a menos; si se toma en cuenta la calidad de agua, ésta no es mejor, y si se considera como indicador la densidad de las poblaciones de las especies que habitan el lugar, cada vez el riesgo de extinción es mayor.
Así, afirmó, “las diferentes especies que habitan el lugar vienen a menos, el volumen de agua cada vez es menor, y la calidad de agua se deteriora más, entonces no ha funcionado, desde esta perspectiva”.
Lamentablemente, dijo, como se encuentra hoy día la cuenca alta del Río Lerma, en su biodiversidad, es que se tiene ya especies extintas, otras muy amenazadas y otras que han tolerado un poco los “disturbios”, pero que en poco tiempo caerán en categoría de riesgo
Es de referir que el laboratorio de ecofisiología animal de la Facultad de Ciencias de la UAEM, cuenta con una colección científica hecha por más de 20 años sobre la distribución de los peces del alto Lerma; trabajan en los humedales, y monitorean poblaciones en su hábitat, además de aquellas especies que tienen en cautiverio, incluso algunas que fueron recolectadas pero que ya no existen en lugares nativos donde estaban.
Méndez Sánchez explicó que cuentan con especies macroendémicas que tienen una distribución menor a cinco kilómetros cuadrados, como el charal del valle de Toluca o de Santiago (Chirostoma yojai), el cual sólo lo han localizado en dos localidades muy pequeñas, en San Miguel Almaya y en la “Presa Ignacio Ramírez Alzate”. Especie que dijo, en menos de cinco años caerá en la categoría de “extinta porque nadie la va a encontrar.
Otra especie que sí ya están declaradas extintas, como el caso de la Algansea barbata también conocida como pupo del Lerma o juil que ya tiene como 40 años que nadie la ha visto.
Todas ellas, y otras más, puntualizó, son especies que existían sólo aquí y cuya importancia es similar a la vaquita marina. Características como altitud, poco oxígeno, hace que dichas especies sean muy particulares de la región y muy sensibles también.
No obstante este panorama desalentador, el científico universitario confía en que las situación cambie y foros nuevos como el del Plan Rector del Alto Lerma, la iniciativa ciudadana que llevan a cabo diversas organizaciones de la sociedad civil tengan un impacto positivo.
Incluso consideró el hecho de que comienza a descender la fertilidad de las parejas en México, lo cual implicará que la población vaya en descenso, así como sus requerimientos, pero también reconoció que posiblemente algunas especies no logren tolerar las condiciones en que actualmente se encuentran.
Para revertir las condiciones actuales del Río Lerma, es necesario, en principio voluntad política, destinar recursos para ejecutar las acciones, pues a pesar de que algunas cosas son irreversibles, como las especies que están extintas, se puede, por ejemplo, mejorar la filtración de agua, mejorar el control de las emisiones tóxicas al sistema,
Pero también se requiere la participación conjunta de la ciudadanía, los investigadores –dijo- no pueden ser sólo fuente de información, tienen que meter las manos.
Asì, puntualizó la urgencia de una educación, no aquella que se imparte en las escuelas, sino para cuidar el lugar donde vivimos; “meter las manos” es decir que cada persona se involucre, haga algo, se sume a las acciones; y sentar las bases de una administración que tenga como prioridad el cuidado ambiental

No se debe tomar decisiones sólo considerando la parte económica, se requiere saber cuál será el impacto ambiental, determinar el impuesto que se cobrará por ese impacto ambiental y crear el plan para mitigar ese impacto ambiental.

Existe progreso en el cuidado del ambiente, sin embargo no es suficiente, y más que en lo político, falta mucha participación ciudadana.