Mayo 25, 2022
Clima
23°c Máxima
23°c Mínima

Falta de infraestructura y criminalidad Inhiben recuperación económica

  • La entidad registra crecimiento lento desde 2015 por reducción de inversión en obra pública, señaló el coordinador del Centro de Investigación en Ciencias Económicas de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Pablo Mejía Reyes.

A diferencia de otras entidades, la economía del Estado de México tiene una incapacidad para recuperarse; desde antes de la pandemia de Covid-19 ya presentaba un problema estructural de crecimiento y dificultades para generar empleos formales, debido a restricciones en infraestructura, así como a los índices de criminalidad, alertó el coordinador del Centro de Investigación en Ciencias Económicas de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Pablo Mejía Reyes.

El investigador explicó que, desde 2015, el Estado de México ya tenía registros de un crecimiento lento, porque redujo su inversión en obra pública y otras entidades, principalmente, las del norte del país comenzaron a ganarle terreno en la atracción de las inversiones.

Lo más delicado, resaltó, es que no se ha dado una respuesta institucional para poder relanzar la actividad productiva, en especial, la manufactura, lo cual es un gran pendiente. A ello, se suma la falta de una actitud más proactiva por parte del sector empresarial, por lo que hay una serie de factores que generan un problema estructural que se arrastra desde antes del confinamiento.

“Podemos decir con certeza que la recesión, en términos de la caída de la producción, empezó antes en la entidad mexiquense que en el ámbito nacional”, enfatizó el catedrático, al sostener que la actividad económica del Edomex cayó en 2017, dos años o más, antes de que al país lo embistiera la pandemia.

Mejía Reyes señaló que se carece de respuesta institucional para relanzar la manufactura, y falta actitud proactiva por parte del sector empresarial.

Destacó que eso explica por qué durante 2021, únicamente se registraron 56 mil 966 empleos ante el IMSS, pues, aunque sea una cifra alentadora, no son suficientes, en contraste con el sector informal que crece sin control y sin garantías para la gente.

Por tanto, insistió en que existe un problema estructural que no es sencillo resolver, porque en los últimos años, el crecimiento económico ha sido hacia el centro-norte del país, para abastecer al mercado de Estados Unidos. Antes todo lo acaparaba la Ciudad de México y el Edomex, pero ahora entidades del norte se han colocado mejor y “nos han ido desplazando”.

El sector informal que crece sin control y sin garantías para la gente.

El especialista consideró que el Estado juega un papel importante en la recuperación económica, su labor es hacer crecer la infraestructura y mejorar la seguridad estatal como una forma para atraer las inversiones, porque se necesitan más garantías para que se confíe en la entidad mexiquense, ya que capital humano de calidad sí se tiene.

No obstante, indicó que tendremos que esperar a ver el rumbo que tome la pandemia, porque uno de sus rasgos es que los contagios se dan mucho en las zonas urbanas, donde la densidad de población es más elevada, por eso la actividad económica de la entidad se ha visto afectada y no se repone.