Julio 2, 2020
Clima
24°c Máxima
24°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Exhibición de muñecas de tela muestra pluralidad étnica y lingüística de México

La exposición Hilvanando fantasías. Testimonios en tela de culturas vivas fue inaugurada en el marco del Día Internacional de la Lengua Materna

IMPULSO / Redacción

Con motivo del Día Internacional de la Lengua Materna, celebración de la diversidad lingüística como parte del patrimonio cultural e intelectual de la humanidad, el Museo Nacional de las Culturas del Mundo (MNCM) abunda sobre la pluralidad étnica de México, a través de la exposición Hilvanando fantasías. Testimonios en tela de culturas vivas, la cual fue inaugurada este viernes 21 de febrero, en el Patio y la Antigua Sala de Monolitos.

La exhibición se compone de 18 muñecas de tela, provenientes de Baja California, Ciudad de México, Chihuahua, Estado de México, Guerrero, Nayarit, Sonora y Yucatán, así como de Estados Unidos y Guatemala, acompañadas por algunas prendas de vestir y accesorios. A partir de estas piezas se explican las características y situación actual de diversas lenguas maternas que se practican en dichos lugares.

De acuerdo con Hamlet Antonio García Zúñiga, investigador del MNCM y coordinador de la exposición, esta tiene el propósito de “revalorar el conocimiento, el trabajo y el papel de las mujeres en las comunidades indígenas mexicanas, reflexionar sobre el arte presente en juguetes u objetos cotidianos, así como festejar la pervivencia y práctica de oficios como el de la costura. De igual manera, se busca visibilizar las historias, las culturas, las lenguas y la forma de vida de los pueblos que componen la diversidad social mexicana.

 “El conjunto de muñecas representan la pertenencia cultural a un grupo humano, el orgullo por una identidad, el valor del trabajo y la dedicación, el cultivo de la paciencia, la búsqueda de un medio alternativo de subsistencia, las noches de desvelo por aprender y dominar técnicas, la esperanza, la lucha, el dolor, los sueños, el juego, el deseo y la necesidad de expresión, así como la posibilidad de creación artística”, añadió.   

Las muñecas y prendas de vestir fueron elaboradas por artesanas textiles pertenecientes a las culturas seri de Sonora; guarijío y tarahumara de Chihuahua; mazahua del Estado de México; huichol de Nayarit; amuzgo de Guerrero; maya de Yucatán y Guatemala; y navajo y seminola de Estados Unidos. Así como los trabajos de Leonor Farlow, defensora de la cultura ‘ko’lew’ o kiliwa, de Baja California.