Junio 19, 2019
Clima
17°c Máxima
13°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Entre Visionarios y Visionudos

IMPULSO/ Luis Ángel Sánchez R.

“…nó nos dejemos caer…”…

Según se informó la semana pasada, mediante un programa matutino de radio, la sede de la Iglesia Católica en Italia (no el Estado del Vaticano), aportó una corrección a la principal oración del catolicismo, es decir, al Padre Nuestro, consistente en que en vez de decir –como tradicionalmente lo hace el mundo católico- “…no nos dejes caer en tentación…”, se dirá “…no nos dejemos caer en tentación…”; claro que del tema de la multimencionada pederastia en personajes de esta religión no ha habido nada…al menos a la fecha.

De hecho, lo anterior cobra relevancia no solo por la evidente y hasta ostensible doble moral y hasta perversa forma de encubrir o cubrir la parte criminal que significa la pederastia del mundo católico, vaya, ese querer “tapar el sol con un dedo”… ó, mejor dicho y para no caer en el mismo “pecado”, los casos de pederastia que se han sabido en los que se han visto envueltos personajes de la cúpula de la Iglesia católica que si bien, resulta un fenómeno semejante al que se ha presentado en varias religiones a lo largo de toda la historia de la humanidad, como el de la “luz del mundo”, más recientemente, no por ello deja de ser no solo escandaloso sino imposible de ignorar y por tanto de obligada atención.

Y es que, claro está, mientras en México digerimos la “noticia” de ser un país sobajado por el “poderío Yanqui”,  como se dice comúnmente, la realidad de varios sectores de la población del mundo, por no decir de la humanidad pues ni nos van ni nos vienen…seguramente es algo entendible pero…será justificable…

Lo único cierto der esto es que lo anterior me recordó aquella escena de la reunión de los principales representantes de la Orden de los Franciscanos con sus pares del Vaticano en la cinta titulada “El nombre de la rosa”, basada en la novela de Humberto Ecco y protagonizada por Sean Connery, en la que el “quid” –parte esencial- del problema planteado por esta Orden religiosa está en si la ropa que usaba el Maestro Jesús era o no de su propiedad, siendo que el planteamiento nodal de ese entonces estaba en si la Iglesia Católica, como producto de las enseñanzas del nazareno, debía o no acaparar riquezas a costa del pueblo…vaya…una forma de darle la vuelta con “argumentos” a un problema real que hasta parece sólo de película pero que, evidentemente ocurre en la vida real.

Y es que si se ve con objetividad, el tema de la pederastia protagonizada por personajes del catolicismo, en todo el mundo, pero principalmente en México, como otros tantos que de verdad deberían preocuparnos como opinión pública y, por tanto, ocupar en la búsqueda de soluciones a las-nuestras autoridades, pareciera que sólo aparecen en el escenario de lo importante para la opinión pública nacional, internacional o mundial, cuando…”hay que distraer la mirada de algo”.

De hecho, alguien comentó al respecto que resultó muy favorable para la cúpula del catolicismo, principalmente en Norteamérica, la detención del supuesto líder de la “Iglesia de la luz”, ya que vino a opacar la atención en señalamientos realizados al ámbito jurídico público y hasta privado del vecino país del norte en lo que se refiere a la defensa de casos de pederastia en lo que se vieron envueltos varios personajes de esa grey religiosa…¿Será…?  [email protected]