Julio 13, 2020
Clima
20°c Máxima
20°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

En huelga de hambre Padres de niños con cáncer

El desabasto de medicamentos ha sido constante en los últimos dos años; falta ciclofosfamida, vincristina, daunorobicina

Agencia SUN/CDMX

Al menos nueve papás de niños con cáncer comenzaron una huelga de hambre frente a la sede de la Secretaría de Salud (Ssa) para exigir abasto de medicamentos oncológicos, afirmaron que no se retirarán hasta que el secretario, Jorge Alcocer Varela, los reciba y les dé una solución.

Luego de clausurar simbólicamente la entrada principal de la SSa, los padres de familia acusaron que el desabasto de fármacos que son necesarios para las quimioterapias de sus hijos ha sido constante en los últimos dos años, por lo que necesitan una respuesta efectiva.

“Nos siguen faltando los mismos medicamentos, ciclofosfamida, vincristina, daunorobicina, y ante la indolencia del gobierno federal para abastecer lo más pronto las quimioterapias, nueve papás decidimos comenzar una huelga de hambre indefinida frente a la secretaría como medida de resistencia civil pacífica para presionar a las diferentes instituciones y que lleguen los medicamentos”, comentaron.

Los padres de menores que son atendidos en hospitales como el Infantil de México, el 20 de noviembre del ISSSTE, el Centro Médico Nacional La Raza, sus familiares responsabilizaron al gobierno federal por cualquier daño a su salud como consecuencia de la huelga de hambre que inician hoy.

“No queremos salir, sabemos que nos arriesgamos, pero tenemos que hacerlo porque todo el tiempo nos dan largas, nos prometen que no habrá desabasto y en los hospitales la situación no cambia, el subsecretario ya ni nos toma la llamada, le hemos comentado, pero no vemos resultados”, dijo Luis Olvera.

El pasado lunes, la secretaría de Salud informó que llegó a México un vuelo procedente de Argentina con medicamentos para cáncer, sin embargo, los padres de familia mencionaron que aún deben ser revisados por la Comisión Federal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y de ahí se decidirá de qué manera distribuirlos.