Agosto 3, 2020
Clima
19°c Máxima
19°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Emilio Lozoya, ¿por qué lo detuvieron en España?

 Emilio Lozoya Austin, quien fue titular de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, fue detenido en Málaga, España.

Agencia SUN/CDMX

Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), es señalado por la Fiscalía General de la República (FGR) como autor material del “lavado” de dinero de los mega sobornos que, supuestamente, operó entre 2009 y 2012 con la constructora brasileña Odebrecht.

—Emilio Lozoya y el caso Odebrecht

De acuerdo con la orden de aprehensión librada contra Lozoya, el ex director de Odebrecht, Luis Alberto Meneses Weyll señaló que el ex director de Pemex fungió como enlace entre la constructora brasileña e importantes empresarios mexicanos para asociarse y ganar contratos de obra.

Por ello, la FGR consideró que Lozoya es autor material de las operaciones con recursos de procedencia ilícita, derivadas de los sobornos que dio Odebrecht para posicionarse como principal contratista del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Esto, debido a que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) documentó las transferencias bancarias que las empresas ligadas al ex director de Pemex realizaron a diversas empresas y operaciones de compraventa vinculadas a su madre y hermana, Gilda Margarita Austin y Solis y Gilda Lozoya, respectivamente; su esposa, Marielle Helene Eckes y Nelly Maritza Aguilera Concha.

Estas últimas fueron señaladas como cómplices de Emilio Lozoya en el delito de lavado de dinero, a quien se le acusó también de cohecho, y los cinco fueron imputados como coautores materiales de asociación delictuosa.

Según la orden de aprehensión, Emilio Lozoya conocía la organización Odebrecht S.A y a muchos empresarios mexicanos que podían complementar los intereses de la firma brasileña.

De 2010 a 2014, “Constructora Norberto Odebrecht” fue utilizada para pagar 10.5 millones de dólares pactados por Meneses Weyll con Lozoya por los negocios que buscaba realizar en los estados que estaban en proceso de renovación gubernamental y en los que había oportunidad de desarrollar proyectos en los sectores hídrico, energético y de transporte.

Para ello, indicó la FGR, el ex director de Pemex supuestamente recomendó a Meneses aliarse con empresarios mexicanos para fortalecer su posición en el mercado, tales como Jorge Eduardo Rivera Schotte, empresario tamaulipeco y accionista de “Petrochem México”; Juan Carlos Tapia, accionista de “Construcciones Industriales Tapia” con presencia e influencia política en Hidalgo y Felipe Ruiz e hijo, dueños de “Constructora Ruso” en Veracruz.

“Entre 2009 y 2012, él (Emilio Lozoya) fue un consultor para estructurar sus programas y le presentó a empresarios importantes que tenían presencia en los estados de la federación; la asociación de esos empresarios produjo que la empresa Odebrecht ganara contratos”, afirmó la FGR.

Para cuando Emilio Lozoya asumió al cargo de director de Pemex, afirmó la FGR, se reunió con Meneses Weyll quien le expresó su interés de tener contratos con la petrolera para lo cual prometió pagarle seis millones de dólares a cambio de resultar ganador en la licitación de los trabajos de la refinería de Tula, Hidalgo.

“Yo tomé la iniciativa de reconocer el apoyo de Emilio indicándole que, ganando ese contrato, yo podría reconocer el pago de seis millones de dólares de los cuales dos millones que yo estaba… yo tomé la iniciativa para caracterizar el compromiso y cuatro millones que estarían condicionados a que tuviéramos éxito en la contratación”, declaró Meneses Weyll ante la Fiscalía General de Brasil.

“Al contratar el proyecto que estoy caracterizando como contrato Tula 1, nosotros cumplimos con lo que habíamos acordado y, a partir de que nos proporcionó las cuentas bancarias, yo tengo las cuentas, y a través del área de operaciones estructuradas, tenemos las transferencias”.

Según la FGR la constructora se posicionó en Veracruz y Tamaulipas mediante el financiamiento de las campañas electorales de Javier Duarte de Ochoa y el fallecido candidato a gobernador, Rodolfo Torre Cantú.

A sugerencia de Lozoya, en Veracruz la empresa se acercó con Felipe Ruiz y su hijo del mismo nombre, dueños de la “Constructora Ruso”; a quienes Luis Alberto Meneses, hizo del conocimiento su intención de asociarse con empresarios locales en el estado y obtener negocios; cabe resaltar que, en julio de 2010, habría elecciones estatales y que el entonces gobernador Fidel Herrera se encargaría de designar como su sucesor a Javier Duarte de Ochoa.

“Constructora Norberto Odebrecht , con la finalidad de obtener un buen posicionamiento, en el futuro gobierno para la adjudicación de contratos, aportó a la campaña de Javier Duarte de Ochoa, la cantidad de 500 mil dólares americanos; pago autorizado por Luis Antonio Mameri, líder empresarial para América Latina de Odebrecht”, detalló la FGR.

“Como consecuencia de dichos pagos a mediados del año 2013, el gobierno de Veracruz, le adjudicó de manera directa a la empresa Constructora Norberto Odebrecht, el proyecto de Propósitos Múltiples de Xalapa, siendo subcontratada para dicha obra la empresa Constructora Ruso”.

En Tamaulipas Meneses Weyll se asoció con Jorge Eduardo Rivera Schotte, empresario de dicho estado y accionista de “Petrochem México”, quien pertenecía a un grupo de empresarios que apoyaba al candidato de la Coalición todos por Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú.

—Emilio Lozoya y Fertinal

El año pasado, Javier Coello, abogado del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, confirmó que dicha empresa productiva del Estado compró la planta de Fertinal durante el sexenio pasado.

“Pemex compró Fertinal porque así lo autorizó el consejo de administración y tengo todos los documentos”, dijo el defensor del otrora funcionario, quien hoy se encuentra prófugo de la justicia por estar acusado por lavado de dinero.

Entrevistado por Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, Coello aclaró que con Fertinal hay dos asuntos: uno es la compra de la planta y otro, un crédito millonario.

“Quién autorizó los créditos? Nacional Financiera (Nafin), Banco de Comercio Exterior (Bancomext), que son quienes autorizan los créditos”, señaló Coello, quien también aclaró que los dividendos de la transacción los hizo el banco acredor, es decir, Banco Azteca.

El abogado de Lozoya confirmó que “todo esto existe ya en una denuncia de Pemex en la Fiscalía General de la República (FGR) esa denuncia, es del 5 de marzo de este año y curiosamente en esa misma denuncia aprentemente se desprende los de Agronitrogenados, cuando en la denuncia sólo en un renglón se habla de Agronitrogenados, todo lo demás de los hechos es Fertinal. O sea, qué lástima esto, pero que no ha sido clara la Fiscalía”.

“Todo esto tiene que salir a la luz, desgraciadamente hacemos caso cuando viene del extranjero”, dijo Coello, respecto a lo publicado por EL UNIVERSAL, sobre la investigación que en Estados Unidos se realiza sobre la compra de Fertinal, por parte de Pemex.

—Peña Nieto, también investigado por Fertinal

El expresidente Enrique Peña Nieto es investigado por autoridades de Estados Unidos por un presunto soborno en la compra-venta de Fertinal, realizada por Petróleos Mexicanos (Pemex) en 2015.

De acuerdo con documentación entregada por un “informante” bajo pena de perjurio, según las leyes de la Unión Americana, al Departamento de Justicia de ese país y a la Securities and Exchange Commission (SEC, por sus siglas en inglés), Comisión de Bolsa de Valores de Estados Unidos y agencia del gobierno de esa nación, Peña Nieto recibió un soborno por “autorizar” la compra de la empresa privada con un sobreprecio que dañó el patrimonio de la petrolera y al erario.

EL UNIVERSAL consultó a la SEC sobre la investigación, pero esa autoridad declinó comentar.

El nombre de Peña Nieto se menciona en la documentación que está en poder de las autoridades estadounidenses y que apunta a su “aprobación”, a cambio de sobornos, para que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, pagara 635 millones de dólares por Fertinal, “cuando esta empresa era efectivamente insolvente, con cientos de millones de dólares en deuda”.