Julio 13, 2020
Clima
9°c Máxima
9°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

“El tiempo libre, no justifica las salidas de los seleccionados”

IMPULSO/Agencia SUN
Ciudad de México
Uno de los temas que mancharon la pasada Fecha FIFA con la Selección Mexicana fue la polémica salida de algunos futbolistas como Javier Hernández, Marco Fabián, Héctor Moreno, Guillermo Ochoa y Miguel Layún, después del triunfo ante Estados Unidos.
Y aunque como lo explicó el propio Layún durante un video en sus redes sociales, no se infringió ningún reglamento, porque según ellos estaban en su tiempo libre, su imagen queda dañada, igual que la del equipo nacional.
Así lo expresó Néstor de la Torre, ex director de selecciones nacionales, y que ahora se encuentra como analista de televisión. En TUDN, Néstor señaló que debería de existir sentido común en los futbolistas a la hora de planificar los descansos y salidas durante la concentración: “En un grupo de trabajo en el que estás buscando un objetivo, hay reglas. Cuando es deporte se tienen que sumar esfuerzos, los hábitos también son muy importantes. Los horarios pueden ser lo mismo, la noche o la mañana. Son jugadores, son personas y necesitan tiempo, pero son deportistas y están representando a una selección”.
De la Torre recordó cuando fue director deportivo de Selecciones Nacionales y en el 2010 se dio aquella famosa fiesta en un hotel de Monterrey, en la cual varios jugadores fueron multados a modo de castigo y Carlos Vela junto con Efraín Juárez suspendidos por medio año en ser llamados a selección.
“El que te cachen implica a otras personas que lo hacen de su conocimiento. Lo de Monterrey me enteré por la prensa, las fotografías del periódico son las que vi al día siguiente y me fui de espaldas, yo no sabía nada”, aceptó.
Después de haber castigado a los jugadores, los líderes de la selección presionaron para que Néstor fuera removido del cargo, y Justino Compeán y Decio de María en ese entonces dirigentes de la Federación Mexicana de Futbol, previendo un levantamiento más serio, decidieron cortar su cabeza.