Agosto 23, 2019
Clima
23°c Máxima
16°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

El emotivo recuerdo de Sean McVay con los Rams en un SB

IMPULSO/Agencia SUN

Ciudad De México

Sean McVay estuvo presente en el primer título de los Rams en un Super Bowl. Fue su regalo de cumpleaños. El ahora head coach de Los Ángeles tenía seis días de haber cumplido 14 años ese 30 de enero del 2000. En el arranque de su adolescencia, McVay fue testigo de Kurt Warner, Isaac Bruce, D’Marco Farr, Marshall Faulk y compañía.

“Era muy joven, pero me acuerdo que fue un gran juego”, comentó el entrenador en conferencia de prensa. “Era un simple aficionado del futbol americano y fue un gran privilegio estar en un escenario tan importante, que mueve a muchísimas personas”.

El jueves, McVay cumple 33 años de edad y será el entrenador más joven en la historia del Super Bowl. El californiano ya rompió esa marca en la campaña regular y en Playoffs, con 31. La semana pasada, se convirtió en el más novel en ganar un duelo de postemporada.

Le resta una marca por romper, y es obtener ese anillo de campeonato, el 3 de febrero en contra de los Patriots de Nueva Inglaterra y Tom Brady. Los Rams, en ese entonces de San Luis, levantaron el trofeo Vince Lombardi, con Dick Vermeil en el control, con 63 años de edad.

“Vermeil me manda mensajes después de cada juego [de Rams] y siempre me ha apoyado”, comentó Sean. “Al ver la conexión que tenía en esa época con sus jugadores, sin miedo al decirles que los quería, con una gran diversidad en su estrategia, me motiva”.

McVay siempre ha estado ligado con el futbol americano. Su abuelo, John, fue gerente general y vicepresidente de los 49ers de San Francisco durante la dinastía de Bill Walsh, Joe Montana y, posteriormente, de Steve Young.

El coach de Los Ángeles comenzó su carrera en la NFL como asistente de los Buccaneers de Tampa Bay, con 22 años de edad. De ahí, saltó a los Redskins, en donde fue nombrado coordinador ofensivo del 2014 al 2016.

Para la temporada 2017, los Rams lo firmaron, con apenas 30 años, y llevó a un equipo perdedor al Super Bowl en su segunda campaña al mando. Sean McVay recordó que el 30 de enero del 2000, hubo mucha nieve y tuvo complicaciones para llegar al Georgia Dome, sin tener una idea que regresaría 19 años después, en búsqueda de un trofeo Vince Lombardi.

En otras vueltas de la vida, el entrenador de los Titans en ese Super Bowl era Jeff Fisher, quien fue despedido por los Rams en 2016, antes de la llegada de McVay. “Mi abuelo nos consiguió los boletos y fue un gran regalo de cumpleaños”

Etiquetas: