Abril 22, 2019
Clima
25°c Máxima
15°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Diez secretos sobre la Catedral de Notre Dame

IMPULSO/ Agencia SUN
Ciudad de México
: Cada piedra de esa catedral es una joya histórica.
Las llamas y el humo pudieron apreciarse este lunes saliendo del techo de la Catedral de Notre Dame. Las primeras versiones vincularon el fuego a trabajos de remodelación que se llevaban a cabo en la estructura.

Construida entre los siglos XII y XIV, cada piedra de esa catedral es una joya histórica, al ser un recuerdo del poderoso rol que jugó Francia como centro espiritual y económico en Europa. Aquí diez datos relevantes de la misma.

1. Fue construida sobre una ciudad pagana
Île-de-la-Cité, zona en la que se encuentra la Catedra, está cimentada sobre la ciudad galoromana de Lutetia.

2. Hay (o había) un bosque en su techo.
No sabemos cómo quede luego del incendio, pero en el tejado de la catedral hay un recubrimiento de madera construido por 52 acres de árboles, talados en el siglo XII.

3. La decapitaron durante la Revolución Francesa.
En 1793, una multitud atacó la catedral y tiró las cabezas de 28 estatuas de reyes bíblicos que decoraban su fachada. Con el tiempo, se han recuperado 21 de las cabezas originales, que se exhiben en el Museo de Cluny.

4. Tiene partes recicladas.
Uno de sus tres portales, bautizado el Portal de Santa Ana, tiene un estilo mucho más antiguo que el resto de la Catedral. Esto se debe a que fue tomada de otra iglesia y “reciclada” para insertarla en Notre Dame.

5. Sus torres no son gemelas
A pesar de la ilusión óptica que las hace lucir casi idénticas, las dos torres de Notre Dame no son exactamente gemelas. La torre norte es ligeramente más grande que la torre sur.

6. Derritieron sus campanas durante la Revolución.
Durante la Revolución Francesa, la catedral corrió con la suerte de otras iglesias del país, y sus 20 campanas fueron retiradas y derretidas para hacer cañones.

7. Solo escapó Emmanuel.
La única que escapó de la masacre fue una campana colosal bautizada como Emmanuel, datada de 1681. Aunque el resto de las campanas fueron repuestas en el siglo XIX, Emmanuel es la única pieza del juego original que sobrevive.

8. El jorobado la salvó.
En 1831, Víctor Hugo publicó su famosa novela “Nuestra señora de París”, también conocida como “El jorobado de Notre Dame”. En aquella época, la estructura estaba en deterioro y había caído en el olvido. Luego del éxito que tuvo la obra de Victor Hugo, Francia rescató la catedral.

9. Tiene un arquitecto escondido.
Durante la radical restauración, el arquitecto Viollet-le-Duc le puso su rostro a la escultura de San Tomás, uno de los doce apóstoles colocados alrededor de la aguja de la catedral.

10. Su aguja es un pararrayos.
En 1935, tres reliquias sagradas se colocaron en el interior del gallo. Se trataba de una pieza de la Corona de Espinas y partes de San Denis y Santa Genevieve. La idea era crear un pararrayos no sólo contra el fenómeno natural, sino que también extendiera su bendición a los creyentes.