Octubre 17, 2019
Clima
14°c Máxima
13°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desfile militar no fue accesible para todos

IMPULSO/ Alejandra Zárate
Ciudad de México
: En el desfile cívico – militar de la Ciudad de México a la altura de la Alameda Central no hubo condiciones para que personas con discapacidad motriz o de salud vulnerable pudieran apreciar el primer desfile de la 4T.

Este lunes 16 de septiembre se llevaron a cabo en diferentes territorios de la República Mexicana los tradicionales e importantes desfiles cívicos y militares para conmemorar el 209 aniversario de la Independencia de México.
La Ciudad de México no fue la excepción miles de personas se dieron cita a lo largo de un circuito que recorre las principales avenidas de la urbe más grande del país desde el Zócalo capitalino hasta atravesar la avenida Reforma.
Se presumió el ejército mexicano, la guardia nacional, la marina, la charrería y decenas de elementos de diferentes divisiones que conforman la seguridad nacional tanto física como bélica.
Niños y niñas acompañados de sus padres, tíos, hermanos y abuelos disfrutaron de un ambiente agradable, sin embargo, el desfile en la Ciudad de México no pudo ser apreciado de la misma manera por todos.
Es obvio que en un evento masivo es importante llegar a tiempo para poder apreciar lo que uno espera, en estos casos estar al frente o en un área sombreada a veces resulta prácticamente imposible; pero cuando una persona cuenta con buena salud es lo de menos y lo importante es divertirse.
Pero no es el caso de las personas con alguna capacidad diferente, ancianos o de salud vulnerable, este 16 de septiembre tan solo en un área de no más de 50 metros, se encontraban alrededor del monumento Hemiciclo a Juárez en la Alameda Central de la Ciudad de México al menos 6 personas en silla de ruedas entre ancianos y gente en edad productiva que fueron rechazados por personal de las “vallas” que estaban destinadas solamente para los familiares de “La Marina” o a quienes tuvieran un boleto que se regaló en redes sociales.

El señor Alfredo Eugenio cuenta que a sus 94 años él no utiliza redes sociales y que no le es posible acceder a un boleto de ese estilo, oriundo de la Ciudad de México ha asistido a más de 50 desfiles y ya no lo había hecho hasta este año y en este año que se decidió a asistir, no pudo ver ningún referente del desfile desde su silla de ruedas y bajo el Sol, sin que ningún elemento organizador se diera a la tarea de poder conseguir un sitio digno para el anciano de casi 100 años que esperaba o le dejaran pasar unos minutos a la ya referida grada entre vallas que era “solo para familiares de los que marchan y personas con boleto” dicho del personal que atendía tras la valla a unos pasos del también llamado monumento a Juárez, quién refirió no poder dar su nombre y que trató de forma despectiva al anciano de 94 años y a su esposa de 83, además de otra joven también en silla de ruedas.

“No sé de ningún sitio donde puedan ponerse los señores en sillas de ruedas” comentó una mujer del personal de la Ciudad de México con chaleco negro y letras verdes en la zona.

Detrás del monumento sola bajo un árbol se encontraba otra señora que tuvo que esperar hasta que su familia regresara, “aquí los espero que ellos vean, sería bonito que hubiera un lugar donde podamos ver nosotros que estamos en silla de ruedas”.
En tanto la señora Blanca Pérez, integrante de algunos colectivos para personas con discapacidad motriz como FAHDI (Fundación Humanista de Ayuda a personas con discapacidad) celebró que en algunos eventos también masivos como el “Vive Latino” ya haya sitios especiales para poder ver los eventos a personas como ella, y comentó “me sorprende que en un evento como este (un desfile militar) en una ciudad que presume de inclusión no haya un sitio digno para nosotros”.
Patricia A. tampoco pudo ver el desfile, ella tiene 4 padecimientos entre los que se encuentran la artritis y la fibromialgia “me hubiese gustado sentarme un poco o al menos no ser empujada” y es que además de que no hay zonas preferentes las personas que a veces acuden no cuentan con una educación cívica adecuada.
Es así como al menos en la Alameda Central de la Ciudad de México no hubo áreas preferentes accesibles a personas vulnerables para que pudieran ver el primer Desfile Militar, de la 4T.