Diciembre 8, 2021
Clima
12°c Máxima
7°c Mínima

DESDE LAS ALTURAS

Por: Arturo Albíter Martínez

  • Tal y como lo advertimos, el Ayuntamiento de Toluca, de inmediato presumió que existen mejores niveles de percepción de seguridad.
  • No importa que se encuentre muy por arriba de la media nacional según el INEGI.
  • Pregunta del día: ¿Efectivo o no el papel que hace Elías Rescala al frente de la bancada del PRI en el Congreso local?

Al inicio de la semana el INEGI dio a conocer la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana con el corte a septiembre y comentamos que anotaron algunos resultados interesantes para el caso del Estado de México; en primer lugar, que Ecatepec había salido de la lista de los seis primeros en el ámbito nacional y segundo, que en Toluca había bajado la percepción de inseguridad.

Pero salir a presumir ese dato no podría ser del todo benéfico, porque de cualquier forma, en la capital de la entidad, los resultados se mantenían en el plano negativo. A pesar de ello, el Ayuntamiento de Toluca no dudó en presumir, lo que para ellos es un logro.

Por supuesto manejando los datos de una forma que hicieran creer que era una buena noticia, como resultado del  trabajo que hacen en esa instancia de gobierno.

Aunque, claramente, la cifra en términos generales no es algo bueno.

Primero las buenas noticias o el dato visto desde un punto de vista favorable al Ayuntamiento.

En junio de este año, la percepción sobre la inseguridad en Toluca era del 83.3% o lo que es igual, 83 toluqueños de cada cien estimaban que vivir en esta ciudad era peligroso.

Luego de un trimestre, el dato bajó hasta ubicarse en 75.1%. Un total de 8.2 puntos de diferencia. Esos datos ya los habíamos comentado. Incluso el hecho de que en la misma encuesta anotan que en municipios marcados, entre los que se encuentra Toluca, existió un cambio estadísticamente significativo con respecto a junio.

Ahora, el otro lado de la moneda y porque el dato no es tan favorable como parece.

Para empezar, lo que anotamos líneas arriba venía en el boletín que da a conocer el Ayuntamiento y otros más, como el hecho de que es la menor cifra reportada desde el 2017. También que son el cuarto mejor municipio calificado de la entidad.

Pero, la media nacional de la percepción de inseguridad fue del 65.5%, lo cual quiere decir que todavía está 9.6 puntos por arriba de ese nivel, así que el dato no es como para impresionar. La menor cifra reportada desde 2017 quiere decir que en la administración de Fernando Zamora se tenía el mismo nivel, por lo que no resolvió nada.

Y que somos el cuarto municipio mejor calificado quiere decir que están a la mitad de la tabla del Estado de México, pues el INEGI sólo toma como referencia 8 municipios. El mejor calificado es Atizapán de Zaragoza con el 69% y el peor Ecatepec con el 85.1%. En el comparativo, ya no es un resultado positivo. Incluso en el peligroso municipio de Chimalhuacán, la percepción es más baja que en Toluca.

PREGUNTA DEL DÍA: ¿EFECTIVO O NO EL PAPEL DE ELÍAS RESCALA AL FRENTE DE LA FRACCIÓN PRIISTA EN EL CONGRESO LOCAL?

Apenas han pasado alrededor de cinco semanas desde que se instaló la actual Legislatura en el Estado de México, pero ya es posible responder la pregunta que hacemos, porque se han presentado varias acciones y al interior de la bancada ya se empiezan a calentar los ánimos.

No debemos olvidar que uno de los personajes que están anotados en una posible lista para ser candidatos del tricolor a la gubernatura, es el mismo Elías Rescala y por eso mismo, se esperaba que tuviera una relación cercana con todos los diputados de su partido.

Pero la situación ha sido muy diferente a lo que se esperaba, ya que el líder no tiene contacto con todos, incluso con algunos no se ha tomado la molestia de platicar todavía y menos han tenido reuniones como acostumbraban anteriormente.

Si Miguel Sámano no le había dado las mejores condiciones para trabajar a los miembros de su bancada, ahora la situación es peor y eso es mucho hablar.

En la pasada Legislatura, los diputados de otras fracciones, principalmente la dominante, tuvieron más acceso a diferentes programas gubernamentales. Ahora algunos no tendrán, ni el abasto suficiente de gasolina.

Debido a lo anterior no es raro que al interior de la bancada ya se empiece a notar la conformación de algunos grupos que no simpatizan con el que forman, los que tienen el aparente control.

En este momento podría no ser, incluso relevante, pero el año entrante será determinante y más, porque se avizoran tiempos de división en el PRI.

Etiquetas: