Septiembre 20, 2021
Clima
11°c Máxima
9°c Mínima

DESDE LAS ALTURAS

Por: Arturo Albíter Martínez

  • Empresarios consideran que, en 4 años, el gobernador ha hecho poco por el sector económico.
  • Tantos cambios en Sedeco han perjudicado los planes a largo plazo.
  • Para el Congreso del Trabajo, el balance va de bueno a positivo

La próxima semana, el mandatario estatal rendirá su cuarto informe de gobierno y los resultados en el apartado económico no se han cumplido como lo prometió al inicio de la gestión.

Ya hemos comentado que las metas establecidas en el Plan Estatal de Desarrollo están lejos de hacerse realidad, sobre todo las que se refieren al crecimiento del Producto Interno Bruto, la inversión que en comparación con el sexenio pasado no se ha igualado, el empleo y la pobreza, por nombrar algunos.

La importancia del Estado de México en el plano nacional es de alta relevancia en todos los aspectos y en el económico, se mantiene como el segundo que más aporta al PIB nacional, aunque la diferencia con el tercer lugar que es Nuevo León cada vez es más reducida.

En lo político, en tierras mexiquenses sólo ha gobernado el PRI y dentro de dos años podría convertirse en el último estado que tiene un mandatario emanado del tricolor.

En la actualidad, el PRI gobierna cuatro entidades, el año entrante tienen elecciones en dos de ellas, Hidalgo y Oaxaca, que corren un alto riesgo de perderse.

Dentro de un par de años le toca el turno a Coahuila y el Estado de México, éste se convierte es la última joya de la corona en el tricolor y los resultados hasta el momento no le dan certeza de que puedan mantener el control dado el pobre desempeño de la actual administración.

EMPRESARIOS COINCIDEN EN SEÑALAR QUE EN EL PLANO ECONÓMICO NO SE DAN RESULTADOS POSITIVOS.

Para Teodoro Martínez de la Asociación de Empresarios e Industriales del Estado de México, se ha hecho algo en el ámbito social, pero en el económico se ha reducido el porcentaje de participación en el PIB.

Para que la entidad sea más competitiva es necesario tomar en cuenta aspectos como la infraestructura, la mejora regulatoria, simplificación administrativa para que llegue más inversión.

Hablar que esta administración dejará el cargo, al menos con el nivel económico que lo recibió, es complicado, y Teodoro Martínez explicó que falta mucho por hacer, el cambio constante de titulares en la Sedeco no ha sido benéfico.

En el caso de Marco Antonio Gutiérrez, miembro del CCEM, coincide que no se ha crecido en la parte económica a los niveles deseados; el estancamiento es global, pero en la entidad no se ha hecho mucho por avanzar en el PIB.

No se han dado las facilidades reales a los empresarios y tampoco se ha hecho mucho en el tema de infraestructura y ofertar oportunidades reales a los grandes inversionistas, tampoco en el tema laboral se nota crecimiento alguno.

Fue claro al afirmar “No hay un buen sabor de boca en el tema económico”

En el caso del ramo económico dedicado a las papelerías, Hugo Avila, presidente de la Asociación manifestó que se han acercado al mandatario estatal para buscar un acuerdo y lograr que se mueva la economía en el sector con los vales de útiles, pero no se tiene una respuesta favorable.

En este momento, si el gobierno estatal apoyara, sería de alivio para muchos negocios que todavía se mantienen abiertos, porque una buena parte han tenido que cerrar sus puertas a causa de los problemas ocasionados por el Coronavirus, un cálculo conservador nos dice que al menos el 45% de estos establecimientos.

Considera que en general, la gestión del mandatario no es mala, pero en lo que se refiere al sector que representa afirmó que no existe sensibilidad para ayudar a una rama donde también se generan empleos.

Para Mario Luis Pérez, presidente de la Cámara Nacional de la Educación la situación a cuatro años de esta administración es que el mandatario ha buscado que el tema de la educación camine, siguen impulsos y becas, así como la entrega de paquetes de útiles escolares.

Aunque es necesario exponer que la educación privada no ha crecido, por el contrario, ha tenido una contracción a causa de la pandemia, muchas instituciones tuvieron que cerrar.

Para Martín Ramírez, presidente de la Asociación de Hoteles Turísticos del Estado de México, se tiene todo en el territorio para ser una gran entidad, pero ha faltado liderazgo.

A cuatro años de la actual administración, el hecho de que se haya nombrado al mismo número de secretarios no ha sido positivo y afectó sobre todo a la continuidad de políticas económicas a largo plazo.

En cambio para Raúl Domínguez Rex, presidente del Congreso del Trabajo en la entidad, la labor del mandatario ha sido buena.

Las consecuencias de la pandemia han afectado la labor que realiza el Gobierno estatal, no es lo mismo que pare la planta productiva de Tlaxcala a la del Estado de México tres meses.

En resumen consideró que la actual gestión esta “tablas”, no se ha crecido, “pero si se compara con el gobierno federal no se ha decrecido”. En resumen su balance es de “bueno a positivo” aunque no es para venir a aplaudir. Ni el gobierno federal que tiene todo el recurso, tiene un balance positivo.