Febrero 28, 2021
Clima
29°c Máxima
29°c Mínima

DESDE LAS ALTURAS

Por: Arturo Albíter Martínez

    El edil de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez, presume que 8 de cada 10 toluqueños están temerosos de vivir en la ciudad por la inseguridad

    Usa indicador del INEGI para jactarse de que mejoró percepción de inseguridad 9.4 puntos, pero es un dato a modo, algo así como “Yo tengo otras cifras”

    Emplea el indicador sobre percepción de la inseguridad en año electoral

Hace unos días el INEGI dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana y comentamos el fracaso que ha resultado el trabajo del presidente municipal, Juan Rodolfo Sánchez, en este tema.

De igual forma, comentamos que a pesar de las cifras contundentes, era capaz de afirmar que ha tenido resultados positivos y no fallamos, al día siguiente, desde el Ayuntamiento dieron a conocer un comunicado sobre este particular: “Mejora percepción de seguridad en Toluca”.

Retomaron el dato principal sobre la percepción de inseguridad en la capital mexiquense, un indicador que tal y como lo mencionamos tuvo una disminución notable de 9.4 puntos.

Ese fue el único dato que retomaron de la encuesta, el resto del material se fue en informar sobre lo que aparentemente hicieron para mejorar la percepción, como combatir la corrupción desde la raíz con el cambio de 90 mandos policiales y la creación de grupos de trabajo nuevos.

Asimismo, explicamos que desde que era candidato, Juan Rodolfo Sánchez usó el tema de la inseguridad como bandera de su campaña, habló de corrupción, tal y como lo hace en este momento, pero lo curioso es que no se sabe si acusó formalmente de ese delito a los mandos que colaboraron con el “mal-recordado” Fernando Zamora. 

Entonces, si había corrupción como lo afirma y no lo denunció es encubrir; si no denunció, es porque no encontró corrupción y la afirmación que hacen en el boletín no es correcta.

Dicen que la corporación tuvo un crecimiento histórico: de los 700 elementos que laboraban en la pasada administración a los 2 mil 500 de este momento. Afirman que entregaron equipo, tecnología de punta, patrullas, incluso que es la policía mejor pagada del Estado de México.

Todo para “recuperar” la tranquilidad de las familias de la capital, lo cual es una prioridad para el presidente municipal.

Anotar un solo indicador de la encuesta sin contexto es una forma muy cómoda de usar los datos y provocar un engaño.

Y tampoco anotaremos todos los indicadores que se pueden consultar en el trabajo realizado por el INEGI.

Para empezar sólo nos referimos a la percepción de inseguridad en la capital mexiquense y los cambios que registró durante el segundo año de gobierno del alcalde.

En efecto, para el tercer trimestre del año pasado, cuando el edil ya tenía 21 meses en el cargo, más de la mitad de su gestión y ya había puesto en operación todos los programas y acciones que detalló en su boletín, la percepción de inseguridad era del 88.9 por ciento, para ser más claros, 89 personas que viven en Toluca de cada 100 consideraban que vivir en la capital era peligroso.

O desde otra óptica, sólo 11 de 100 pensaban que Toluca es una ciudad que no sufre por la inseguridad. Y tampoco se puede especular que esos 11 sean funcionarios públicos o tengan dinero para pagar escoltas.

Y nadie dice mentiras al afirmar que al cierre del año, en el cuarto trimestre, esa percepción bajó 9.4 puntos.

En diciembre eran 80 los que se sentían inseguros; sólo 20 personas de cada 100 suponen que la ciudad no es peligrosa.

Pero ¿cómo se encontraba el indicador seis meses antes?, en marzo, cuando estábamos por entrar al primer confinamiento.

Resulta que en ese momento el indicador estaba en el 77 por ciento y en sólo seis meses dio un brinco hasta el 88.9 por ciento. Una diferencia de 11.9 puntos con todo y que la población estuvo en sus casas durante casi tres meses.

Hasta donde se pudo consultar, en ese momento no existió boletín alguno de parte del Ayuntamiento diciendo que la percepción de inseguridad se había incrementado en un escandaloso 11.9 por ciento a pesar del esfuerzo que hacen. 

Si somos más observadores, podemos decir que todavía existe una diferencia de 2.5 puntos.

Percepción de inseguridad en Toluca                           Diferencia

Marzo                        2020                          77.0%

Septiembre               2020                          88.9%                  11.9

Diciembre                 2020                          79.5%                  -9.4

CIFRA NEGRA

Los datos anteriores sólo tienen que ver con la percepción en general sobre la inseguridad en Toluca.

Pero anotemos ahora el dato relacionado con la cifra negra o, lo que es igual, aquellos que no denunciaron el delito.

Para poner en contexto, en el Estado de México se estima que se denunciaron 9.9 por ciento de los delitos cometidos en el territorio. Sólo 10 de cada 100 se presentaron ante el Ministerio Público y de esos 10 que se presentaron para que se creara una carpeta de investigación, únicamente se inició en el 7.4 por ciento de las ocasiones.

Entre las razones por las cuales las víctimas no denunciaron el delito ante las autoridades en el Estado de México destaca la pérdida de tiempo y la desconfianza con la autoridad, entre las más comunes.

Para el caso de Toluca, la cifra negra al primer trimestre del año pasado fue de un altísimo 94.2 por ciento.

Sólo 6 personas de cada 100 que fueron víctimas de un delito denunciaron ante la autoridad.

DESCONFIANZA EN LA POLICÍA MUNICIPAL PREVENTIVA

Cerramos con otro dato por demás relevador y es el que se refiere a la desconfianza de la población en los cuerpos de seguridad para este caso en el Valle de Toluca y ¿cuál fue la instancia que más desconfianza genera?

En efecto, la Policía Municipal Preventiva con 58.9 por ciento, le sigue la Policía Estatal con 56.4 por ciento y al final la Policía Federal con 37.8 por ciento.

¿Así o tendrán otro dato que presumir?

¿Se ha recuperado la tranquilidad de las familias en Toluca?