Noviembre 26, 2020
Clima
13°c Máxima
10°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

Por: Arturo Albíter Martínez

    Enrique Vargas del Villar entre el interés de aliarse con otro partido siempre y cuando él sea candidato y el ánimo por ser la voz crítica contra el gobierno federal.

    Laura González del CCEM y las cifras de miedo. El 20 por ciento de los negocios no soportaron la pandemia y cerraron, el 80% restante en peligro de no llegar al año, algunos ni al Buen Fin.

    Comentario del día: Los empresarios entre la realización de El Buen Fin, que sería como oxígeno puro y el repunte de la pandemia.

El presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Empresarial del Estado de México, Jorge Luis Millán encabezó una reunión a la que asistió el panista más influyente del momento, Enrique Vargas del Villar, el mismo que todos saben, ya se siente el candidato de este partido para la gubernatura dentro de dos años y medio, a menos que ocurra algo extraordinario.

AMBICIÓN POR SER CANDIDATO A GOBERNADOR

El mismo que sin recato alguno busca crear alianzas con otros partidos políticos; por el momento ya tiene pláticas con el Partido de la Revolución Democrática y no deja de lado que en algún momento pueda convencer a los del PRI de formalizar una gran alianza.

Pensar que esos tres partidos vayan juntos en contra de Morena no es mala idea, lo que sí es mala idea, es que Enrique Vargas busque esa alianza siempre y cuando él sea el candidato, algo que evidentemente no entra en los planes de los priistas.

Aunque el edil de Huixquilucan se ha mostrado precavido en sus últimas declaraciones, para nadie debe resultar un secreto que en las intermedias buscará ser diputado local, evidentemente líder de su fracción y desde ahí construir la candidatura a la gubernatura.

La otra parte mala es que buscará heredar, como si fuera una monarquía, la presidencia municipal a su esposa. 

Y es que seguramente será una buena candidata, ganadora y podría ser una excelente alcaldesa, pero para la mayoría será una señal negativa intentar mantener el control del municipio de esa forma.

Entonces la pregunta es obligada. ¿Si gana la gubernatura, cuando termine también buscará heredar el puesto a un familiar?

Aunque para pensar en esos supuestos primero es necesario avanzar en las elecciones intermedias donde Enrique Vargas tiene una gran responsabilidad porque muchos de los candidatos de Acción Nacional llevan lo que se conoce como “su bendición”.

El reto más importante es el 2021 y si tomamos como referencia lo que sucedió en las elecciones intermedias de Hidalgo y Coahuila entonces los panistas están en problemas.

Aunque nadie tiene una bola de cristal que adivine el futuro, parece un hecho que Morena no logrará el mismo resultado que en la última elección. Perderá presencia en Ayuntamientos y distritos.

La pregunta sería ¿Cuántas de esas posiciones ganará el PRI y cuántas el PAN?

El que quiera llegar fuerte a la elección por la gubernatura, debe tener el control del Congreso local o por lo menos que exista un equilibrio de poder que obligue a las fracciones a formalizar acuerdos que beneficien a la mayoría.

Enrique Vargas con una fracción menor y con la única posibilidad de ser oposición por su postura anti Morena no será suficiente.

LAURA GONZALEZ DEL CCEM Y LAS CIFRAS DE MIEDO

Volviendo a la reunión, destacó de igual forma la presencia de Laura González, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México quien habló del mensaje que emitió el mandatario estatal con motivo de su tercer informe de gobierno, así como de la incertidumbre que existe entre el sector empresarial por las condiciones económicas que prevalecen en el ámbito estatal y nacional.

Recordó que iniciamos el 2020 con números rojos y ya se vivía una crisis, se hablaba incluso de recesión. Si bien reconoció que el ejecutivo estatal habló sobre la crisis que provocará el retroceso de la economía, también habló de la difícil situación que atraviesan.

Los números son preocupantes, de acuerdo a Laura González, 8 de cada 10 establecimientos abrieron luego del confinamiento, pero están en peligro de cerrar sus puertas antes de un año. 

El 20% restante son negocios que ya no abrieron o están a punto de cerrar. Es tan grave la situación que nada les garantiza que podrían llegar a El Buen Fin.

No dejó pasar la oportunidad para comentar que en la Cámara de Diputados se mantiene en análisis la desaparición del Dictamen Único de Factibilidad o su modificación.

De la participación de Enrique Vargas destaca su postura crítica en contra de las acciones del Gobierno Federal y del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De inició anticipó que presentarían una controversia por la disminución de síndicos y regidores que aprobaron Morena y el PRI recientemente.

Pero fue claro al señalar que el Gobierno federal ha estado ausente de brindar cualquier apoyo a los empresarios, a quienes ve como sus enemigos, sin tomar en cuenta que son los que abren empleos y no las instituciones gubernamentales.

Dijo que se perdieron 12 millones de empleos, número que podría llegar a los 15 millones. Cifra desproporcionada. La primera en efecto fue dada a conocer por el INEGI, pero que la segunda está lejos de toda realidad, a menos que el país vuelva a cerrar las puertas del sector productivo como lo hizo en abril y entonces no serían 15 millones serían más.

Otro dato importante que usó el alcalde de Huixquilucan para exponer sus planteamientos fue el que se refiere al programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, al que calificó de inoperante. Gastaron 40 mil millones de pesos para que sólo se quedaran con un empleo el 3 por ciento de los que fueron becados.

Presumió que Huixquilucan es la administración municipal mejor calificada de la entidad de acuerdo a una encuestadora y que desde ahí lucha por defender a México de un gobierno federal que destruye inversiones.

COMENTARIO DEL DÍA: EMPRESARIOS ENTRE LA REALIZACIÓN DE EL BUEN FIN QUE LES DARÍA OXÍGENO PURO Y EL REPUNTE DE LA PANDEMIA

Vaya situación que enfrentan los empresarios, en este caso principalmente aquellos que se encuentran en las actividades terciarias o las que se relacionan con el comercio, los servicios y el turismo.

Por un lado, esperan con ansia la llegada de El Buen Fin, un evento que sin duda les daría oxígeno puro, pues esperan elevar las ventas de manera importante, aunque son realistas y saben que no conseguirán llegar o rebasar los números conseguidos en otros años, saben que será un gran momento para recuperar algo de lo perdido.

Pero por otro lado se encuentra el filo de la espada, los casos de contagios y muertes a causa del Covid 19 han repuntado, si bien se había alcanzado a estabilizar la enfermedad, ahora la situación es más compleja.

La realización de El Buen Fin a pesar de alargar el número de días para evitar aglomeraciones siempre es un riesgo porque es inevitable que la gente busque las mejores oportunidades.

Las organizaciones han negado que tengan considerado cancelar la realización de El Buen Fin, pero si las condiciones son adversas podría ser inevitable.

Vaya momento para la economía y la salud de México y el Estado de México…