Octubre 23, 2020
Clima
19°c Máxima
19°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

Arturo Albíter Martínez

Cambio de nombre a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario obedece a un cambio en la política agropecuaria. 

Dejará de lado el apoyo a la producción y se alineará a directriz del gobierno federal.

Los apoyos que no ha entregado Sedagro en dos años se olvidarán con la nueva secretaría.

Comentario del día: Trabajadores de instancias donde habrá fusión preocupados porque esperan despidos. El anuncio creó gran incertidumbre y nadie sabe lo que va a suceder

Entre los cambios que propone el Gobierno del Estado en lo que se refiere a la administración, llama la atención el relacionado con el cambio de nombre de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario para que sea sólo la Secretaría del Campo.

Y si en un primer momento sólo parece el cambio de nombre para que siga operando de la misma forma, para algunos líderes campesinos la situación va más allá, pero además se torna más preocupante que sólo la fusión como ocurrió con otras instancias.

No parece un cambio cosmético como anotaron muchos comentarios en días pasados, los diversos análisis así lo prevén, incluso en este espacio, pero los líderes campesinos no piensan igual.

No es nuevo que la gran mayoría de representantes en este sector han protestado durante casi dos años, porque el gobierno del estado simplemente no los atiende, aunque el mandatario haya estado en eventos relacionados con el campo y en esos prometió recursos que simplemente nunca llegaron.

No por nada Sedagro ha sido de las dependencias que ha tenido más cambios de titular. Y no está de más repetirlos. Primero Darío Zacarías que descaradamente uso la posición en el gabinete para que unos meses más tarde saliera en busca de una posición de elección popular.

En su lugar quedó Ignacio Beltrán que de igual forma llegó para hacer de todo menos apoyar al campo como debía ser su responsabilidad.

Cuando pierde Darío Zacarías no quiere quedar fuera del presupuesto y usa la influencia sobre el mandatario para regresar a Sedagro, pero la situación fue peor que cuando se fue, menos dinero, más promesas de parte del titular del ejecutivo que no estaban dispuestos a cumplir.

Cuando el agua le estaba llegando al cuello y los amigos que tenía dentro del sector fueron disminuyendo debido a la falta de palabra, buscó afanosamente salir de esa posición y logró que lo nombraran Secretario General del Comité Directivo Estatal del PRI, lugar en el que tampoco hace mucho. Simplemente se niega a recibir a líderes de diversas zonas sobre todo el norte del estado.

En su lugar llega una mujer que del campo no sabía absolutamente nada, pero que a final de cuentas parece que eso ha sido benéfico pues empezó de cero, no sabía de acuerdos y empieza a conocer el tema. Aunque ya estamos a la mitad del camino de esta administración.

Es entonces cuando lo que parecía un poco entendible cambio de nombre, para algunos líderes es más que eso.

SEDAGRO EN PELIGRO DE CONVERTIRSE EN UNA INSTANCIA DE BIENESTAR DEL CAMPO.

Y es que, para Vicente Álvarez, líder del Comité Nacional del Sistema Producto Maíz con el cambio de nombre claramente se observa que la dependencia se prepara para dejar de lado el fomento a la producción.

La secretaría en lugar de apoyar a los productores agropecuarios en sus sectores, poco a poco se transformará en una instancia que se encargará de manejar programas sociales, algunos de los cuáles ya tiene bajo su dirección como es el caso de las despensas.

El tema de la producción quedará de lado, la inversión en granos, mejora genética, apoyo técnico será cada vez menos importante.

POLÍTICAS ESPEJO CON EL GOBIERNO FEDERAL

Menos presupuesto para la nueva Secretaría del Campo, pero esto no es una propuesta casual, es que la administración del gobierno del estado busca realizar una política de espejo con el gobierno federal.

Más programas de asistencia social y menos de producción. Cambian la visión que tienen en este sector y ya no se les ve como productores, sino como campesinos.

Entonces será posible proponer un presupuesto sin sustento productivo, apoyar a los que no tienen tierras para producir y el año entrante el gobierno del estado abonará en la reconstrucción del campo y no buscar eficiencia en la producción.

CAMBIO DE NOMBRE PARA REPOSICIONAR LABOR EN MENTE DE PRODUCTORES

Por otro lado, Javier Reyes, presidente de la Unión Ganadera Centro Norte fue igualmente claro y contundente en su posicionamiento ante el cambio de nombre a la Sedagro.

Cambiar el nombre a la dependencia se entiende con varios alcances entre los que sin duda destaca el “reposicionamiento en la mente de los productores para futuras entregas de apoyos (estos dos años no se entregaron apoyos, pero eso fue SEDAGRO no la del campo)

Por otro lado, del Congreso Estatal no se puede esperar que sólo se limiten a realizar un cambio de nombre, es un gran trabajo con la revisión del presupuesto y la aplicación del mismo en estos ejercicios fiscales.

Es necesario analizar entonces en la iniciativa y de parte del Gobierno Estatal si lo que buscan es sólo un “inocente” cambio de nombre o es la reconversión de toda la política agropecuaria, dejar de lado el apoyo a la producción y por el contrario buscar que la dependencia sea una rama más de la deteriorada Secretaría de Desarrollo Social que sólo busca entregar apoyos de subsistencia.

COMENTARIO DEL DÍA: TRABAJADORES DE SECRETARIAS QUE SERÁN FUSIONADAS ESTÁN PREOCUPADOS PORQUE NO SABEN SI CONSERVARÁN SU EMPLEO

Junto con la propuesta para fusionar y hacer un cambio de fondo en algunos sectores del gobierno estatal también se presenta otro fenómeno y es el relacionado con el temor que ya tienen muchos trabajadores porque no saben si van a conservar su empleo.

Y es que con las fusiones quedarán fuera tres secretarias y más de 20 subsecretarias. 

Juntar Desarrollo Urbano con Obra Pública, Movilidad con Comunicaciones y mandar a Turismo con Cultura deja más que preocupados a cientos de trabajadores que están en peligro de perder su empleo en un tiempo de crisis económica donde un espacio en la estructura de Gobierno es la forma más segura de mantener un salario.

La reestructura dicen en el gobierno estatal es para eficientar su labor y hacer más con menos. Entonces ¿Cuántos trabajos se van a perder en esa labor de reajuste que planean?

No es por demás que muchos ya se preocupen, primero los que son trabajadores de confianza, desde los secretarios particulares, hasta los de apoyo y aquellos que se sostienen por contrato.

En tiempo de crisis perder el trabajo será sin duda un golpe bajo…

Aunque para el ejecutivo estatal es claro que mejorar su posición en la evaluación que hacen de su gobierno no es pieza clave de su gobierno, siempre en los últimos lugares de cualquier encuesta durante tres años.

¿Pensar que se preocupan por la elección del 2021? Tampoco…