Septiembre 18, 2020
Clima
17°c Máxima
17°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

Por: Arturo Albíter Martínez

    La realidad de la crisis económica se muestra en pleno centro de la Ciudad de Toluca.

    Créditos y mini-créditos de poco o nada sirvieron. El Ayuntamiento de Toluca con todo lo que puede. Sin “salvavidas” en el corto tiempo. 

    La Comisión Federal de Electricidad es la menos solidaria en tiempos de crisis. Con tarifas entre las más caras del mundo.

    Dato del día: El 10% de los negocios en el centro de Toluca no reabrieron, unos con antigüedad de 30 a 40 años.

Las declaraciones y posturas de los diferentes niveles de gobierno parecen muy lejos de la realidad, la crisis para los propietarios de negocios y empresarios los tiene prácticamente contar la pared; dejar que salgan solos parece que no es la mejor solución de parte de las administraciones públicas.

Y es que ayer el presidente del Patronado pro Centro Histórico de Toluca, Alejandro Rayón y el secretario del organismo Arturo Gaytán dejaron en claro la difícil situación económica que se presenta en el centro de la capital mexiquense.

Negocios cerrados como nunca antes se había visto, empleos perdidos, altas cuentas por pagar, lo poco que puede hacer el gobierno municipal ha sido bien recibido contrario a lo que pasa con la administración estatal y peor en el caso de la federal.

El acercamiento con el Gobierno del estado no es el problema, se han registrado reuniones, pero planes de solución no se tienen, los protocolos sanitarios se tienen que cumplir porque es más importante la salud de las personas, pero la crisis se complica y no se le ve solución en el corto plazo.

Alejandro Rayón y Arturo Gaytán pusieron el dedo en la llaga y dejaron ver la peor cara de la crisis por la pandemia que azota a la capital.

En lo que llamaron el recuento del primer mes en semáforo naranja y luego de casi cinco meses desde que empezó la pandemia y la gente tuvo que encerrarse, al tiempo que se paralizaba la economía, los números son por demás preocupantes, algo que de acuerdo a sus palabras no se había visto en Toluca.

LOS NÚMEROS DE LA CRISIS EN TOLUCA.

Prácticamente todos los sectores de la economía han sido golpeados por los efectos del Covid 19, las pérdidas comparadas con el año pasado van del 20 por ciento en el mejor de los casos hasta un 30 por ciento.

Y es que a pesar de que se abrieron algunos comercios, el volumen de visita al centro de la ciudad todavía es bajo, el personal de gobierno del estado y del municipio no regresa al cien por ciento, el turismo local se encuentra prácticamente detenido.

El sector hotelero, por ejemplo, al regresar a la actividad reportaba ocupaciones de menos del 10 por ciento, y aunque ha mejorado relativamente lo cierto es que sigue muy bajo en comparación con los momentos anteriores al Covid.

Y es que si bien, Toluca no es una ciudad de paseo, si se tiene turismo de negocios y si antes de la pandemia se tenía en promedio una ocupación de hasta el 70 por ciento ahora están muy lejos de esos números.

Otro dato que resulta de impacto, desde que se tiene conocimiento, en la zona centro de la capital era complicado tener algún negocio en renta durante varios días, ahora la situación es completamente diferente, el porcentaje de negocios cerrados en este mes va del 10 al 30 por ciento.

El hecho de que se tengan horarios reducidos ha provocado que algunos giros hayan tenido que prescindir de varios empleos en algunos casos hasta el 70 por ciento de la plantilla.

Los restaurantes por ejemplo tienen serios problemas, los horarios, el transporte que tampoco ha vuelto a ser regular y cerrar a las 7 de la noche, los tiene con finanzas débiles, apenas alcanzan a pagar los gastos que se generan por permanecer abiertos.

Tienen que pagar renta, que en el centro no es barata, agua, los salarios del personal, pero lo peor es la tarifa de luz.

El consumo de los negocios que venden alimentos no se recupera, las visitas se han reducido en más del 30%, lo mismo que la venta final. Son menos comensales y consumen menos.

Otros  sectores tuvieron pérdidas del cien por ciento y apenas tienen algunas ganancias. Tal es el caso de lo que se vivió con todas las relacionadas con el fin de cursos en escuelas, los salones de fiestas cerrados hasta aquellos que se dedican a la renta de trajes, por citar un par de ejemplos

LO QUE NO SE HABÍA VISTO.

Que al mismo tiempo, al menos cinco negocios en los portales estuvieran en renta debido a que los antiguos inquilinos ya no pudieron pagar los gastos y la renta del lugar.

En lo que se considera el primer cuadro de la capital, al menos el 10 por ciento de los locales ya no volvieron a abrir sus puertas cuando se pasó al semáforo naranja.

Varios de los que no pudieron regresar tenían entre 30 y 40 años de estar abiertos, pero no aguantaron la presión.

APOYOS DE GOBIERNOS.

Municipal

De acuerdo a los líderes del Patronato, el Ayuntamiento es de alguna forma, el que más ha brindado ayuda, sobre todo la dirección de Desarrollo Económico, las inspecciones están detenidas, a pesar de no cubrir los adeudos por agua, el servicio no se ha detenido y no existe presión por los permisos.

Estatal

Los créditos o mini-créditos no sirvieron; cuando se solicitaron los que se relacionaban con la banca de desarrollo y posteriormente acceder a la banca privada llegaron cuando era inevitable el cierre, no fueron efectivos y ni hablar de los microcréditos tampoco sirvieron.

Evidentemente hablar del tan “comentado” descuento al impuesto sobre la nómina, que de acuerdo a diferentes instancias de gobierno serían la punta de lanza para salvar negocios, ni por asomo salió el comentario.

Federal

Es la instancia que se olvidó de brindar cualquier apoyo, por el contrario es de donde han tenido mayor presión y para muestra sólo tienen que hablar de la Compañía de Luz donde no les importa, ni la crisis, ni la sobrevivencia de los negocios, ni nada relacionado con la economía.

Si no pagan su recibo cortan el suministro de luz, pero además es considerado como uno de los servicios más caros, no sólo en el país, sino en el mundo.

Escuchar al gobernador decir que están apoyando a la iniciativa privada, presumir el descuento del impuesto sobre la nómina, los micro-créditos, los cursos de Sedeco que casi nadie sabe de qué se tratan o más aún, lo esperanzados que se sienten Martha Hilda González Calderón del Trabajo o el de Finanzas, Rodrigo Jarque porque no se han perdido muchos puestos de trabajo y hasta se recuperaron unos cuantos, no es más que una clara muestra de que no tienen información de lo que pasa en la calle y lo que sufren muchos empresarios o comerciantes.

Peor en el caso del Gobierno Federal, ven con buenos ojos que sólo se perdieron tres mil 900 empleos, insisten en su negativa sobre el apoyo a las empresas y negocios, insisten que se tocó fondo y ahora es recuperar, insisten en exhibir importantes inversionistas internacionales y todavía salen a decir que México esta abierto a la inversión.