Agosto 9, 2020
Clima
21°c Máxima
21°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

Por: Arturo Albíter Martínez

    La representación del gobierno federal en el Estado de México prácticamente no existe. Campo, Industria y Trabajo han quedado marginados de cualquier apoyo federal en tiempos de crisis

    La Coordinadora de Programas Sociales Delfina Gómez no aparece.

    Sin conocer condiciones presupuestarias en las que trabaja Sedagro, diputados locales exigen la entrega de apoyos al campo.

Si bien es cierto que el gobierno estatal poco ha hecho por reactivar la economía en el Estado de México en este tiempo de crisis a causa de la contingencia sanitaria por el Covid 19, la representación del gobierno federal prácticamente se encuentra desaparecida, algunos representantes sólo tienen nombramiento en el papel y en este momento crítico simplemente no tienen presencia.

Desde que asumió funciones la actual administración federal, la forma de trabajar en las delegaciones cambió radicalmente, en un principio colocaron como representante de esta instancia gubernamental en territorio mexiquense a la ex candidata a la gubernatura Delfina Gómez.

Fue nombrada coordinadora de Programas de Desarrollo del Gobierno Federal para el Estado de México desde la segunda semana de diciembre del 2018.

De esta fecha a la actual poco se le ha visto y prácticamente nadie sabe quien desempeña su labor que consistía en ser gestora de la política pública en el Estado de México.

Y aunque se presume que atraviesa por problemas personales, lo cierto es que ningún representante federal ha hecho algo por apoyar al sector económico mexiquense en este momento de crisis.

La representación federal en territorio mexiquense no existe, al menos en la práctica porque se conoce el nombre de un par de delegados, pero no hacen nada, ni aportan nada y se dejan ver por unas cuantas personas.

Esto es algo que resulta además de increíble poco solidario de parte de la administración federal, porque si bien en el gobierno estatal existen muchas limitaciones, es justo mencionar que el presupuesto no alcanza debido a los recortes que ha sufrido precisamente de parte de la Secretaría de Hacienda.

Hablar de las condiciones en las que se encuentran los Ayuntamientos es todavía peor.

Hace unas semanas dieron a conocer que los recortes que ha sufrido el presupuesto estatal rondaba los 4 mil millones de pesos.

DELEGADOS O ENCARGADO DE LA REPRESENTACIÓN DE “INCÓGNITOS”

Campo

De los tres sectores más importantes, campo, trabajo e industria sólo se sabe el nombre de los dos primeros, el que se relaciona con la actividad económica ya ni representante tiene.

Anteriormente se les conocía como delegados, ahora son encargados de la representación de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y en el Estado de México labora o al menos así está en el organigrama, Víctor Manuel Ontiveros.

De acuerdo a líderes campesinos, pocos saben a lo que se dedica este funcionario federal, prácticamente nadie lo conoce y hablar de recursos, aplicación de programas o atender a productores en este momento de crisis económica es inútil, porque nadie ha recibido nada.

Consideran que el representante es un técnico calificado con experiencia, pero no ha hecho nada y menos aún se puede hablar de realizar algún trabajo en favor de los campesinos.

Por ejemplo para Javier Reyes, líder de la Unión de Ganaderos el funcionario poco o nada hace y es que en las reglas de operación publicadas por el gobierno federal, el Estado de México no es prioridad.

Esta instancia resultaba en algunos casos de vital importancia para el desarrollo agropecuario ya que tenían programas en los que llegaban a dar aportaciones hasta por el 70 por ciento y el resto era estatal.

Cuando llegó la actual administración federal sólo dejó la capacitación a cargo de ingenieros que acudían a las comunidades, pero en el 2020 este programa ya no se aplicó. Ahora no hacen más que repartir algunos paquetes de aves.

Trabajo

De acuerdo a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el delegado y/o encargado federal del trabajo en el Estado de México es Juan Carlos Garduño.

Hace acto de presencia en algunos eventos y en tiempos de contingencia hasta mencionó que están alertas para la apertura de empresas y sobre todo para vigilar que cumplan protocolos; a principio de año estuvo en algunas ferias de empleo y ya.

Quizá el que da la cara un poco más de las tres áreas.

Economía

En esta área ya ni encargado ni delegado ni nada. No existe relación alguna entre el gobierno federal y los empresarios mexiquenses.

En un sondeo entre líderes empresariales en la entidad, prácticamente ninguno sabe si aún existe el cargo de delegado o encargado o lo que sea de  Economía en la entidad.

Así, con escaso apoyo estatal, los municipios que no tienen recursos y la federación que insiste en no hacer nada para apoyar al sector económico se vive una de las peores crisis en la historia, al menos desde que se tienen registros.

En medio de todo esto, de falta de recursos y la indiferencia del gobierno federal, los diputados que representan mayoría en el Congreso local no paran de externar exigencias.

Recientemente realizaron un exhorto urgente en el que solicitan a la titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rocío Díaz dar prioridad a corto plazo a los programas que garanticen autosuficiencia alimentaria y apoyos para la producción de semillas, cárnicos, aves, huevos y hortalizas, para con ello evitar que aumenten los índices de marginación en la entidad, tras la crisis por la pandemia de Covid 19.

Es claro que quien propuso este exhorto no sabe ni remotamente las condiciones financieras en las que están trabajando algunas dependencias, entre ellas la de Desarrollo Agropecuario.

Para la administración estatal algunas dependencias pueden aguantar sin recursos y entre la lista tiene apuntada Sedagro.

Si cuando no había crisis no les daban los recursos comprometidos, menos ahora.

Antes de planear una exigencia no sería mala idea que en tiempos de contingencia primero revisaran presupuestos y se pusieran a investigar cómo trabajan las dependencias, luego proponer de donde van a sacar los recursos y entonces si hacer el exhorto.

Mientras la representación federal en el estado de México parece de vacaciones en plena contingencia sanitaria, le exigen al gobierno del estado que poca capacidad ha mostrado.

Por la forma en la que se ha portado el ejecutivo mexiquense con el presidente AMLO parecería que el trato debía ser diferente, pero claramente no lo es.