Julio 3, 2020
Clima
24°c Máxima
24°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

Por: Arturo Albíter Martínez

    Contrario a lo que aportan analistas, AMLO contempla que se pueden perder menos de un millón de empleos y que inicia reactivación de la economía en julio.

    Titular de la SHCP expone de igual forma que se verá una recuperación rápida a partir del segundo semestre.

    Comentario del día:  Complicado regreso del sector automotriz

Desde hace varias semanas los indicadores que han dado a conocer diferentes instancias no han sido positivos, muy por el contrario muestran un escenario adverso para el país.

Incluso la semana pasada el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la cantidad de empleos perdidos durante la contingencia por el coronavirus serían de un millón, pero se refiere sólo a las cifras que reporta el Seguro Social y son empleos formales.

Ayer el INEGI con una fórmula diferente a la que maneja en la encuesta de Ocupación y Empleo que realizó vía telefónica, debido a la cuarentena, destaca que más de 12 millones de mexicanos salieron del mercado laboral y no saben si van a regresar.

Pero llama la atención que ahora, el titular del ejecutivo federal informó que los empleos perdidos no llegarán ni a un millón, porque de acuerdo a números preliminares que le dio el IMSS, los puestos de trabajo perdidos en mayo sólo llegaron a los 350 mil.

Eso sumado  la cifra que ya se había dado a conocer en abril que fue de 550 mil, resultaría que en esos dos meses, sólo se habrían perdido 900 mil empleos y no el millón que había pronosticado.

Porque ahora con las obras como el Tren Maya que va a generar 800 mil empleos, entonces se empezarán a recuperar los que se perdieron y además se va a reactivar la economía de la región.

Esto como ya se sabe al reiniciar las giras por el país a pesar de que no han cedido los números relacionados con el coronavirus, pero ese ya es otro tema.

Entonces en resumidas cuentas para el mandatario de la nación, la economía se empezará a recuperar a partir de julio.

Por su parte, el titular de la Secretaria de Hacienda, Arturo Herrera también informó que se tendrá una recuperación rápida y se llevan a cabo acciones para acelerar el gasto que debían realizar hasta octubre y noviembre de este año.

Destacó que la recuperación de la economía será importante, aunque no a la misma velocidad que cayó, debido a la lentitud en las operaciones que van a registrar los negocios cuando vuelvan a la actividad.

De acuerdo a los cálculos del gobierno federal, la inversión en el aeropuerto de Santa Lucía y la refinería en Dos Bocas, son proyectos que se van a traducir en empleo e inversión.

Sin contar con los indicadores de calificadoras internacionales que como hemos mencionado algunas estiman una caída del PIB del 10 por ciento durante el presente año, tal es el caso de Bank of América, que también tiene previsto un derrumbe del PIB en el segundo trimestre de hasta el 40 por ciento.

Pero si tomamos en cuenta los que dio a conocer recientemente el Banco Central y que ya comentamos en días pasados.

Pronostican una caída de la economía del 8.8 por ciento y en la encuesta mensual que aplican entre analistas nacionales y extranjeros, el porcentaje llegó al 8.1 por ciento.

En ese reporte dan a conocer que la recuperación para el año entrante puede ser del 2.5%, pero para cerrar el 2021.

Otro dato interesante es que el desplome de la economía en el segundo trimestre lo tienen considerado en un 16.9%, para el tercero sería de 9.3% y el último de 5.74%

En cuanto a la estimación que hace Banxico acerca de los empleos perdidos debido a la pandemia en el peor de los casos esperan que el número llegue al millón 400 mil.

Tampoco se debe olvidar que si bien el mes pasado causó sorpresa que las remesas enviadas a México alcanzaron un nivel histórico con 4 mil 007 millones de dólares, la caída para mayo fue del 28 por ciento pues llegaron sólo 2 mil 861.

Esto se debe a la destrucción de empleos en Estados Unidos, España y Reino Unido que son los principales países de donde se reciben las remesas.

Sin olvidar que México fue uno de los países donde el gobierno federal prácticamente no apoyo empresas para salir de la crisis por la pandemia, muy por el contrario desde hace algunos meses se ha notado un distanciamiento con las principales organizaciones empresariales.

Sin duda dos visiones diferentes.

La oficial, que la economía se recupera a partir julio y que los empleos que se van a crear por el Tren Maya, Aeropuerto de Santa Lucía y Dos Bocas, así como las inversiones que serán importantes para lograr ese objetivo.

Por otro, los principales analistas que estiman una caída importante y pasarán al menos un par de años para regresar, al menos, al nivel que se tenía antes de la pandemia por el Covid 19.

El tiempo dará la respuesta.

COMENTARIO DEL DÍA: COMPLICADO REGRESO DEL SECTOR AUTOMOTRIZ.

La semana pasada la única armadora que informó sobre un regreso a las actividades en el Estado de México fue Chrysler, pero el resto no se sabe que ha pasado.

Cabe destacar que en la entidad se encuentran 5 armadoras y más de 300 empresas de proveeduría.

Y es que no ha sido sencillo que el IMSS apruebe los protocolos que se piden para el regreso a las actividades, y la respuesta en muchos casos no ha llegado a las 72 horas como se comprometieron en un principio.

Y es que incluso el mismo Enrique Jacob de la Secretaría de Desarrollo Económico dio a conocer que estaba en reuniones constantes con los representantes del sector automotriz para apoyar en todo.

Sólo que desde la semana pasada cuando Chrysler dio a conocer que empezaba operaciones, el funcionario ya no dijo nada del tema y nadie sabe cómo avanza la situación con el resto de las empresas.

Incluso Alberto Aguilar, columnista de El Economista, comentó al respecto que en el Estado de México, con el gobernador ni siquiera tienen fecha de inicio de armadoras como Ford y sus acciones van en detrimento de los fabricantes de partes.

El sector automotriz tiene problemas en Puebla, Ciudad de México y Morelos, aunque pasa lo contrario en Guanajuato o Chihuahua.