Junio 6, 2020
Clima
16°c Máxima
16°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

Por: Arturo Albíter Martínez

    CCEM Y CONCAEM fijan su postura ante pronunciamiento del gobierno federal. El primero con propuestas a la administración estatal, el segundo  con un mensaje de corte político.

    Dato del día: El empleo se verá seriamente afectado por la contingencia y se convertirá en un conflicto social. (primera parte)

    Comentario del día: AMLO contraataca a empresarios, los amenaza y les pide que paguen impuestos y no corra a trabajadores o iniciará procedimientos judiciales.

Tanto el Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México como el Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México que son las aglutinan al mayor número de sectores económicos en la entidad dieron a conocer su postura luego de la aparente ruptura que se ha dado entre la Iniciativa Privada y el Gobierno Federal.

El CCEM apoyado con indicadores destacó en resumen que este es un momento de vital importancia para la entidad que ocupa el segundo lugar en aportación al PIB y cuenta con el 14% de la planta laboral en el país y por lo tanto, el aparato productivo requiere el apoyo decidido de parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Así que le dirigió a la administración estatal una propuesta de 3 puntos básicos. El primero tiene que ver con crear un fondo emergente para apoyar a las empresas más afectadas, con lo que ayudaría a proteger el empleo; un programa de incentivos para las empresas de mayor tamaño y el tercero tiene que ver con el pago inmediato de los adeudos que la administración tiene con pequeños y medianos empresarios.

Por su parte, en un posicionamiento con más argumentos de corte político, el Concaem lamentó la falta de empatía y solidaridad del Gobierno Federal, ya que su plan económico sólo deja incertidumbre.

El posicionamiento tiene como objeto criticar la postura adoptada por la administración federal y hace un llamado al gobierno del estado para ser el elemento diferenciador y pide formular un plan de reactivación económica.

Con estos posicionamientos parece claro que para la iniciativa privada del Estado de México, el anuncio que hizo los últimos días de marzo el gobernador mexiquense y en el que plantea aportar recursos por mil 300 millones de pesos para los tres sectores de la economía en la entidad no es suficiente, incluso parece que no lo toman como un plan de reactivación económica.

Los 300 millones que ofreció para apoyar al campo, los 200 millones para proyectos productivos, la línea de crédito por 300 millones con la banca comercial  y los 500 millones en inversión para obras de infraestructura durante el año, claramente no son suficientes.

Sin contar que para las empresas con menos de 50 trabajadores se les va a descontar la mitad del impuesto sobre nómina.

Pero lo que más preocupa tanto a los productores del campo, como a los empresarios es que desde el 24 de marzo que hizo el anuncio el mandatario estatal del programa para impulsar la economía por la contingencia por el Covid 19, nadie o muy pocos sabe que ha pasado.

Los productores exigen que si anunciaron 300 millones de pesos, que efectivamente lleguen al campo y no como créditos, porque en este momento casi nadie los aceptaría de esa forma, ya que no cuentan con la capacidad para pagar y con los tiempos por venir menos. Una crítica contundente en contra de la administración estatal de parte de los campesinos es que sólo han vivido de promesas de recursos que nunca llegan.

En el caso de las unidades económicas, del sector dedicado al comercio servicios y turismo, que es donde se encuentra la mayor parte de las unidades económicas no saben de ese recurso, sólo conocen que se hizo del conocimiento público.

En resumen han pasado 16 días y nadie sabe de los apoyos que prometió el ejecutivo estatal, lo peor del caso es que si quieren aplicarlos hasta el final o están apostando -como acostumbran- hacerlo de la mano del gobierno federal, entonces ya puede ser demasiado tarde para muchos que cerrarán definitivamente.

DATO DEL DÍA: EL EMPLEO SE VERÁ SERIAMENTE AFECTADO POR LA CONTINGENCIA.

Los indicadores de empleo que aporta el Instituto Mexicano del Seguro Social y dieron a conocer ayer son sólo el presagio de lo que se le viene al país en el contexto de la contingencia por el Covid 19.

Los llamados de atención son alarmantes y en lugar de existir unión entre el gobierno federal y la Iniciativa Privada para afrontar un problema que puede generar un conflicto social grave, el rompimiento es evidente e incluso las amenazas del ejecutivo a los empresarios sólo genera mayor incertidumbre.

En menos de un mes, se perdieron más empleos que todos los generados el año pasado.

Si durant el 2019, un año de cero crecimiento de la economía, se generaron 342 mil 077 empleos de acuerdo al IMSS, del 13 de marzo al 6 de abril de este año fueron 346 mil 878 los que se perdieron.

Una diferencia de 4 mil 801 empleos menos y apenas ha transcurrido el primer trimestre del año.

La mayor pérdida de empleos se registra a la llegada del Covid 19, porque del 13 al 31 de marzo se cancelaron 198 mil plaza laborales, pero del 1 al 6 de abril la cifra llegó a los 148 mil 845.

Esto quiere decir que despidieron a 24 mil 807 trabajadores cada 24 horas en el país, los primeros seis días de abril. Seis entidades acaparan el 56 por ciento de las bajas de empleados, entre ellas evidentemente se encuentra el Estado de México, territorio que tiene una de las mayores plantas laborales del país.

Esto es sólo el inicio, el número de desempleados crecerá mucho más y será peor si no existe plan de contingencia para apoyar a las empresas.

COMENTARIO DEL DÍA: AMLO CONTRAATACA A EMPRESARIOS.

Luego de la postura adoptada por el CCE, el presidente contraatacó de inmediato.

Les pidió que paguen impuestos            que le deben al SAT por 50 mil millones de pesos y aunque afirmó que no hay ruptura los amenazo con demandas judiciales si no pagan y peor aún, si despiden a trabajadores.

La misma amenaza vino de parte del gobierno de la Ciudad de México.

La pregunta en este caso es ¿Cuántas empresas podrán sobrevivir a la contingencia y luego a los juicios que deberán enfrentar contra el gobierno federal y algunos estatales por no pagar impuestos o correr trabajadores?