Mayo 30, 2020
Clima
22°c Máxima
22°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

Por: Arturo Albíter Martínez

    En el Estado de México organizaciones empresariales no saben las acciones que realiza la administración estatal y tampoco conocen si ya opera el programa económico que dio a conocer el gobernador.

    Mientras los empresarios mexiquenses están ocupados en implementar acciones para salvar negocios, Sedeco los “ayuda” con capacitación en “línea”

    Comentario del día 2: El CCE y el Gobierno federal rompen relaciones, los empresarios afirman que sólo encontraron puertas cerradas, incluso hablan de la revocación de mandato en el 2022.

Una buena parte de líderes empresariales en el Estado de México se mantienen en alerta, la contingencia cada día que pasa golpea con más fuerza la economía, sobre todo de las micro, pequeñas y medianas empresas que han tenido que cerrar sus puertas.

Aunque en este momento no es posible determinar cuántas van a cerrar definitivamente, lo cierto es que la falta de apoyos por parte del gobierno federal y del estatal los pone en un riesgo mayor.

Incluso ayer el mandatario estatal salió para comentar los avances que se tienen en el plan de contingencia, habló de los casos positivos que se han presentado en la entidad, los recursos que se han destinado al sector salud, así como a la defensa de la integridad de la familia, sobre todo lo que se refiere a la violencia intrafamiliar.

De la situación con la economía sólo dedicó unas líneas y dijo que habían anunciado una serie de medidas para apoyar a la economía familiar, para apoyar a las micro y pequeñas empresas y también que daría financiamiento a la mediana empresa.

Aunque no dijo que avance se tenía y si ya habían puesto en marcha alguno de los programas relacionados con el sector que desde hace unas semanas anunció.

Y pues esos recursos no han llegado, ni los apoyos, ni las medidas que anunció y de las que hoy se volvió a referir.

Apenas ha pasado una semana de abril, pero lo empresarios, sobre todo los que tienen un pequeño negocio han cerrado sus puertas. El 70 por ciento de los que se dedican al comercio y servicios están cerrados.

Los que se dedican a la comida hasta un 60 por ciento ya cerraron porque incluso ni manteniéndose en actividad con comida para llevar les resulta costeable.

La conclusión es que entre las estrategias que han elaborado por cuenta propia esperan subsistir durante el mes de abril, pero para la última semana ya se sabrá cuantas definitivamente no vuelven a abrir sus puertas.

Pasa lo mismo con el empleo harán un esfuerzo con recursos propios, ya que por ningún lado ven los apoyos o programas que anunció el gobierno estatal y del federal ya tienen claro que no recibirán algo que les beneficie y les permita mantener vivo su negocio.

Por su parte la Secretaría de Desarrollo Económico anunció que lanzó una jornada digital de conocimiento para apoyar a empresarios, emprendedores y mipymes, esto quiere decir que imparten conferencias para divulgar  medidas, estrategias y acciones  para esta contingencia por Covid 19.

Tampoco se sabe a quienes les da esa capacitación, porque ayer mismo Canaco Valle de Toluca dio a conocer que ya trabaja en un plan de digitalización Mipyme con el fin de mitigar el impacto del Covid 19 como parte de un plan impulsado por la Organización de los Estados Americanos.

Así que de nueva cuenta, Enrique Jacob vuelve a mostrar que la relación con los líderes empresariales es fría o distante. O prefiere no hablar con ellos porque no conoce como aplicarán los recursos que anunció el mandatario estatal.

COMENTARIO DEL DÍA: CCE Y GOBIERNO FEDERAL ROMPEN RELACIONES EN MEDIO DE LA CONTINGENCIA. EL LÍDER EMPRESARIAL INCLUSO HABLÓ DE TRABAJAR EN LA REVOCACIÓN DEL MANDATO.

En plena contingencia de salud por el Covid 19 y luego del anuncio del domingo pasado, es claro que tanto el gobierno federal como los líderes de las principales organizaciones empresariales  han radicalizado su posición.

Por su lado el presidente Andrés Manuel López Obrador prefiere hablar directamente con los grandes empresarios y hasta presumió que Carlos Slim, Alberto Bailleres y Germán Larrea estuvieron de acuerdo con el plan que anunció el domingo pasado.

Pero la gran mayoría de unidades económicas del país, cuyas organizaciones a las que están afiliadas y pertenecen al Consejo Coordinador Empresarial rompieron relación con el gobierno federal.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, que se juega sus últimas cartas, porque líderes de las organizaciones afiliadas no están conformes con sus resultados, salió y enfrentó la situación.

Varios puntos son los que vale la pena resaltar de la conferencia que brindó.

Aseguró que el gobierno federal les cerró todas las puertas, por lo que el sector empresarial convocaba a la sociedad a emprender un plan de rescate de empleos, pero sin la intervención del aparato oficial.

Que el mundo enfrenta la crisis más importante del siglo, pero la crisis en México no tendrá comparación, porque viene de un 2019 que no registró crecimiento alguno, por lo que el problema de salud que enfrentamos dejará un impacto económico importante.

Los pequeños negocios serán los más afectados, pero las propuestas que se han ofrecido al gobierno no ha sido escuchadas y dejó en claro que no buscan reducción de impuestos o que salven compañías, tampoco la derogación de obligaciones fiscales, menos aún han pedido salvamentos que socialicen las pérdidas y privaticen las ganancias.

Es irreal crear dos millones de empleos en nueve meses y menos aún si no toman en cuenta al sector productivo; para que sostengan los programas sociales, es necesario que los millones de mexicanos que no viven de las dádivas mantengan su negocio.

Y fue más allá cuando mencionó que si los agremiados del sector empresarial están inconformes con el actuar de AMLO, tienen la oportunidad de organizarse por la vía democrática y pedir la revocación del mandato.

En resumen, si la crisis llega al grado que la economía se contraiga en 7%, el número de empleos que se van a perder llegaría a 1.2 millones.