Agosto 24, 2019
Clima
20°c Máxima
17°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

IMPULSO/ Arturo Albíter Martínez
Los trabajadores del gobierno tienen un mes sin poder acceder a su nómina, no saben que les pagan, pero lo peor, no pueden imprimir recibos que exigen en el ISSEMyM para brindarles atención.
Comentario del Día: A Edgar Castillo, líder de de la CNC estatal no le resulta el negocio inmobiliario y podría regresar la Casa del Campesino.

Todo parece indicar que el secretario de Finanzas, Rodrigo Jarque está más preocupado en analizar los números e indicadores con miras al segundo informe de gobierno que en los asuntos básicos de la dependencia como lo es el manejo de la nómina, una vez más fallaron en la operación de sus nuevos programas.
Y es que prácticamente en todas las dependencias del gobierno estatal están enfocados en buscar hasta debajo de las piedras los resultados que vistan el documento que avalará la labor que hicieron en el último año.
Con ésta inercia pasaron a segundo término asuntos que son vitales como el manejo de la nómina y es que ya pasó más de un mes en el que los trabajadores no tienen acceso a sus recibos, no saben cuánto les están pagando y cuando les descuentan, si ya llegaron algunos beneficios o guardias.
Nadie puede tener acceso a esa información que para los trabajadores es en algunas ocasiones vital, desde asuntos como saber si les llegó el pago de guardias o para los sindicalizados si accedieron al pago del premio de puntualidad.
Otros asuntos son importantes para las familias desde la comprobación para acceder a una beca de estudios y otros aspectos como no poder dar de alta a familiares a los servicios del ISSEMyM.
Pero quizá lo más importante y que ha causado serios problemas en el actuar del instituto de salud que atiende a los servidores públicos es el hecho que para darles consulta lo primero que les piden además de la credencial es el último recibo de la nómina.
Y como el sistema del ISSEMyM no es de los más adelantados en cuestiones de tecnología, incluso diversos trámites ni siquiera los tienen digitalizados, es necesario recurrir a la exhibición de este documento.
Así que a los trabajadores de las clínicas a pesar de que ellos mismos sufren con el mismo problema de no acceder a la nómina, piden el último recibo o no los atienden, para una consulta las diferentes oficinas administrativas han buscado resolver la situación, pero lo verdaderamente grave viene cuando es una emergencia, porque no atienden al paciente, en algunas ocasiones dependiendo del trabajador social usan el sentido común, pero en otras no existe manera de hacerlos entender.
A muchos trabajadores de las coordinaciones administrativas les parece ilógico que en este momento pidan los últimos recibos, porque la obligación por ley en el ISSEMyM es brindar atención por tres meses después de la baja, así que aunque presenten el último recibo disponible en el sistema, con eso debían atenderlos.
En cuanto a las percepciones, si bien no tienen acceso al sistema, los trabajadores saben cuánto ganan por los estados de cuenta que tienen en los bancos y aunque no conocen los detalles de su nómina, ya saben lo que les llega y tienen identificadas las quincenas que acceden a recursos extras.
El problema es directamente de la secretaría de finanzas y es el resultado del cambio de plataforma de nómina a meta 4.
Parece que para los altos funcionarios éste no un problema y es sencillo suponer que tienen todo bajo control, pero ya pasó prácticamente un mes y medio sin resolverse. Van muy lentos con la migración y el cambio de institución bancaria donde se realizarán el pago de sueldos.
Esperan que todo vuelva a la normalidad de un momento a otro. Mientras que los trabajadores aguanten y eviten enfermarse de urgencia.
COMENTARIO DEL DÍA: NO HUBO INTERESADOS EN RENTAR EDIFICIO DE LA CNC. YA PIENSAN EN REGRESAR LA CASA DEL CAMPESINO.
Hace unas semanas se comentó en este espacio y varios más sobre la resolución que había tomado Edgar Castillo dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos o CNC en el Estado de México de desalojar a todo aquel que ocupaba uno de los edificios de esta organización.
Incluida la llamada Casa del Campesino que desde hace muchos años sirvió a estudiantes que llegaban de zonas rurales para contar con un espacio donde dormir y hacer las labores como tareas.
Todo parece indicar que la presión financiera por la que atraviesan la mayoría de las organizaciones priistas obligó a Edgar Castillo a desaparecer la casa del campesino y entrar al negocio inmobiliario.
La respuesta para sanear parte de sus finanzas fue rentar, pero han pasado varios meses y nadie ha mostrado interés ocupar el espacio o no le han llegado al precio.
Edgar Castillo se ha tenido que conformar con la rentita que le pagan por el uso de espacios para consultorios médicos, igual lo hace el que da clases de karate en un lugar que era parte de la casa del campesino, tienen un despacho de abogados que también rentan.
Parece que una cocina económica es la única no paga.
Ante esta situación y la presión de haber quitado la Casa del Campesino, han obligado a Edgar Castillo a por lo menos pensar en habilitar de nueva cuenta los dormitorios. Todavía no es un hecho, pero podría volver el principal servicio social que prestaba la organización..
Para no variar, éste fue otro plan que no le sale al dirigente cenecista…
Quizá si llega Ricardo Aguilar a la dirigencia estatal del PRI, la situación económica de la que en otros tiempos fuera la principal organización campesina en el estado mejore un poco…
¿Pero y si no llega? Tendrá que pensar en otro negocio…
Por cierto ¿Alguien ahí sabrá cuantos cenecistas pudieron votar en la elección de ayer