Julio 9, 2020
Clima
15°c Máxima
15°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

IMPULSO/  Arturo Albíter Martínez

Dos noticias para los distribudiores de autos; la buena, el gobierno federal freno la libre importación de autos usados; la mala, no aumentas las ventas.

Sólo amagan los gobiernos de México y Estados Unidos en relación a un posible cierre de la frontera.

Dos noticias tienen los empresarios que se dedican a la venta de autos nuevos y semi-nuevos. Por un lado celebran que el gobierno federal, de momento, cerró toda posibilidad para permitir que se importaran vehículos usados, principalmente de Estados Unidos.

Y es que la competencia sería desleal, sin tomar en cuenta que el parque vehicular en México se enfrentaría a la posibilidad de llenarse de autos que no son confiables.

Y es que de acuerdo a María de los Ángeles, presidenta de la Asociación de Distribuidores de Automóviles del Estado de México (Amdamex) no podrían competir, ya que los autos que importarían serían más baratos de lo que se vende en México, pero lo cierto es que ya serían de modelos con muchos años, por lo que no estarían en las mejores condiciones.

Afortunadamente el gobierno federal entendió que si permitían la libre importación de esos coches, el mercado interno sufriría un descalabro importante y más en estos momentos en los que se ha registrado una disminución en la venta de autos.

La mala noticia tiene que ver con la baja en las ventas lo cual se agudizó este año, sobre todo en los estados donde la escasez de gasolina se resintió de una manera más notoria, como fue el caso del Estado de México.

En los primeros meses de la presente administración la baja en las ventas llegó hasta el 8.2% y de acuerdo a las condiciones económicas que enfrentamos, la perspectiva para el resto del año es que la tendencia se mantenga en números rojos y aunque ya no será como al principio del año, si se espera que llegue al 4.5 por ciento.

Entre los factores que provocan este descenso se encuentran dos en especial, que el gobierno federal ha dejado de comprar flotillas, así como el desempleo que ha registrado un alza en este inicio de año.

Y aunque la tasa de interés en general es elevada, en el caso de los autos que se venden a crédito es de las más bajas, ya que en promedio es del 14%, comparada apenas con la hipotecaria que llega al 11%, pero lejos de una tarjeta de crédito que alcanza el 47% o el crédito de nómina que llega al 36%

En general será un año complicado para este sector.

MÉXICO Y ESTADOS UNIDOS SOLO SE AMAGAN CON EL CIERRE DE LA FRONTERA. SI LO HACEN REALIDAD EL ESTADO DE MEXICO TENDRÍA GRAVES PROBLEMAS.

Mientras el gobierno de federal en México permite y hasta parece que alienta a caravanas de migrantes a internarse en territorio nacional con la intención de llegar a Estados Unidos, el presidente Donald Trump amaga con cerrar la frontera y a pesar de reconocer que tendría graves pérdidas económicas, lo más importante es la seguridad de su país.

Y es que entre febrero y marzo de este año han ingresado al país alrededor de 170 mil migrantes, principalmente de El Salvador, Guatemala y Honduras, pero también ya se pueden ver de otras nacionalidades como cubanos y hasta africanos.

Mientras en Estados Unidos no están muy contentos con esta situación y aumentan la presencia policiaca en la frontera, en México la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez ya dijo que no van a impedir que sigan entrando migrantes, que sólo van a ordenar su ingreso.

En tanto ciudades del norte ya empiezan a resentir la presencia de tantos extranjeros que llegan en un número considerable y los gobiernos municipales ya se quejan que causan un grave caos, tienen problemas de inseguridad y de salud, ya no se dan abasto en servicios, principalmente en ciudades como Tijuana, Mexicali, Nuevo Laredo o Nogales.

Eso si, Marcelo Ebrard, titular de relaciones exteriores asegura que México está preparado para un cierre de la frontera, algo que suena irreal porque ¿Qué país puede estar preparado para una situación como esta? Suena a una gran mentira.

Los números desmienten al canciller.  Si cierran, los dos países perderían mucho dinero, se estima que mil millones de dólares diarios. El 85% del comercio con Estados Unidos, principal socio comercial de México, se hace vía terrestre.

Los estados fronterizos generan el 22% del PIB y son los principales exportadores, especialmente Nuevo León; el año pasado cruzaron la frontera 13 millones de camiones y 22 mil trenes, además de 150 millones de autos ligeros y 90 millones de peatones.

Y Ebrad dice que tiene todo bajo control.

El Estado de México no se encuentra en los primeros lugares de entidades exportadoras, al menos en las seis principales, pero si se encuentra entre las diez que más exportan, por lo que sin duda afectaría considerablemente a una gran cantidad de empresas asentadas en el territorio y las pérdidas serían mayúsculas y más en este momento cuando el sector industrial no pasa por su mejor etapa.