Septiembre 17, 2019
Clima
21°c Máxima
11°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

IMPULSO/ Arturo Albíter Martínez

Columnista

Toluca

  • Todo parece indicar que se viene un encontronazo entre transportistas y gobierno estatal por el tema del aumento al pasaje.
  • Salir a retar al gobierno no parece ser la mejor opción y menos con un secretario de movilidad como Raymundo Martínez que no se deja amedrentar.
  • Dato del día: El Estado de México es el tercer territorio más violento del país en febrero se registraron 235 asesinatos.

El aumento al precio del pasaje en el Valle de Toluca es un tema que ya se venía manejando desde hace algún tiempo, pero todo parece indicar que los transportistas no lo abordaron de la mejor manera, porque lanzaron una amenaza y advirtieron que si no les autorizaban el incremento, ellos lo aplicarían de manera unilateral.

Y es que si bien es cierto, no se puede dudar que líneas de autotransportes estén operando en números rojos, porque han sido muchos los altibajos que han enfrentado desde el ordenamiento para que cuenten con tecnología que aparentemente permitan tener mayor seguridad hasta la inseguridad misma que es un cuento de todos los días.

Pero por otro lado, también es más que cierto que no les ha interesado en lo más mínimo capacitar a sus choferes, ni modernizar las unidades. Tienen una de las peores reputaciones.

Accidentes, en la mayoría de los casos ellos tienen la culpa y si el propietario del vehículo al que daño tiene seguro pues algo pueden hacer, pero si no es así, se portan de la peor forma y no pagan porque no se les da la gana.

Pero cuando los accidentes son peores y atropellan a alguien o lamentablemente fallece, la situación se vuelve más compleja y como en el Estado de México de acuerdo a la Fiscalía no tocan ni con el pétalo de una rosa a un borracho que se le va encima a un estudiante y lo dejan libre, pues la situación es similar con los choferes de camiones.

En las calles de la ciudad ocupan todos los carriles para transitar y lo hacen a exceso de velocidad, los choferes son prepotentes, altaneros, en fin. Y aunque sería una irresponsabilidad decir que todos son iguales, parece que muchos son así y ellos le dan esa reputación.

Así que anunciaron lo que parece ser una declaración de guerra a las autoridades. Advierten que buscarán al titular de movilidad para que autorice un incremento del 40 por ciento al pasaje o sea que pasaría de costar 10 pesos a 14 pesos.

Y según explicaron se vieron benevolentes, porque de acuerdo a un estudio el precio del pasaje debía ser de 25 pesos.

Este incremento sería un golpe durísimo al bolsillo de la población. Y es que si una familia de cuatro integrantes, esposos y dos hijos que estudian, mínimo al día se gastarían en ir a la escuela, su trabajo y regresar 112 pesos, diez pesos más que el salario mínimo diario.

Si bien los transportistas ya manifestaron su posición y amenazaron que si no llegaban a un acuerdo aplicarían la tarifa de manera unilateral, tal y como lo hicieron en el 2017, falta esperar lo que diga el gobierno estatal.

Y si bien las decisiones complejas las ha resuelto tibiamente, parece que se les olvida que el titular de la Secretaría de Movilidad no es ningún funcionario al que se le pueda intimidar, muy por el contrario, seguramente la advertencia no le cayó muy bien.

Prácticamente desde que ocupó el cargo se ha enfrentado a transportistas de todo la entidad y si los del Valle de Toluca ya mostraron poca paciencia, pues los del Valle de México que tienen más características de ser una mafia son más intolerantes.

Sin duda se viene un encontronazo.

Por un lado los transportistas que en verdad deben estar preocupados por sus finanzas porque de otra manera no se entendería la postura que han tomado.

Por el otro, el gobierno estatal que difícilmente aprobará un aumento de tal magnitud.

Así que unos aplicarán el aumento a la mala y otros empezarán a detener unidades y amenazar con quitarles concesiones. (algo que difícilmente ocurre)

Para que al final lleguen a un acuerdo y aumenten el pasaje si no cuatro pesos quizá dos, pero definitivamente los que pagarán los platos rotos será la población que se enfrentará a un nuevo aumento.

Dato del día. Estado de México el tercero más violento del país.

Según el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia de diciembre a enero de este año el número de asesinatos aumento, pero con la participación del ejército en 9 de las 13 ciudades que tienen mayor incidencia delictiva el número ha disminuido.

Ecatepec no podía estar fuera de la lista, y según el reporte bajó el número de muertes violentas en 40% pues pasaron de 22 a 13. En esas 13 ciudades se despliegan 600 elementos militares y navales.

Aunque de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública el porcentaje disminuyó apenas un 1.9% en febrero

Guanajuato fue la entidad más violenta con 340 homicidios, le sigue Jalisco con 262 y en el tercer lugar el Estado de México con 235. Aunque como ya se sabe, con las fórmulas matemáticas que emplea el gobierno estatal resultará que estamos en uno de los territorios más pacíficos del país.