Julio 6, 2020
Clima
14°c Máxima
14°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Desde las Alturas

IMPULSO/ Arturo Albíter Martínez

Columnista

: Beneficia al Comité del Sistema Anticorrupción el cambio de presidente, sólo falta quitar herencias en puestos clave.

: Cómo olvidar el “vengo a aprender” de Videgaray con los cambios en el GEM, algunos que incluso sorprenden.

: Dato del día: El promedio de expectativa de crecimiento de la economía en México se sitúa en 1.80% para el 2019.

Desde que se instaló hace poco más de un año el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción en la entidad, poco se supo sobre las actividades que desarrollaban, su primer presidente José Martínez Vilchis prácticamente pasó de noche.

Varios aspectos provocaron que su labor en esta instancia, que había despertado gran interés, no se notara e, incluso, tuvo serios señalamientos.

Para empezar, el tiempo que pasó al frente del sistema anticorrupción fue de apenas un año, algo que desde el principio no le gusto al ex rector, posteriormente la llegada al mismo tiempo de una nueva administración estatal que poco interés tuvo en apoyar las actividades de esta instancia.

El secretario de la Contraloría, Javier Vargas no estaba muy enterado del asunto, tanto así que la mayor parte de ese año que le tocaba a Martínez Vilchis, el gobierno del estado no les dio recursos para operar, el presupuesto aprobado llegó hasta los últimos meses de 2018.

Los consejeros no cobraban, muy por el contrario tenían que poner de su bolsa para trabajar. Este tipo de acciones aunadas al nombramiento de algunos funcionarios que él colocó no le ayudaron; por cierto continúan y siguen sin ayudar.

Ahora con la llegada de Palmira Tapia Palacios a la presidencia del Comité la situación cambia totalmente, con mayor libertad y más abierta al diálogo presentó la agenda que piensa cumplir este año y entre las acciones destacan varias como el hecho de impulsar una estrategia ciudadana anticorrupción, dar seguimiento a la plataforma digital en la entidad e impulsar una política de gobierno abierto.

También se encuentra la elaboración de la política estatal anticorrupción o dar seguimiento a los compromisos del GEM en materia anticorrupción. Para promover los Comités Anticorrupción Municipales van a tener mucho trabajo tienen integrados 36 de 125, sólo el 29%.

Gran reto el que se le presenta a la presidente Palmira Tapia, que espera afinar el equipo del organismo para que todos vayan en la misma dirección.

Sorprenden cambios en el GEM

La semana pasada se vino un vendaval de cambios en el Gobierno del Estado, y en la mayoría de las secretarías se movieron piezas que iban desde subsecretarias hasta direcciones generales y más.

Los candidatos perdedores no podían faltar, pero sobre todo se vio a funcionarios que terminaron su ciclo, renunciaron o los corrieron del gobierno federal.

La gran mayoría sin experiencia en las áreas que van a manejar, así que cobra vigencia total la frase que usó el mal recordado Luis Videgaray cuando llegó a la cancillería, una posición que desconocía totalmente y en un discurso más para cuidar la imagen que en realidad de humildad, dijo:

“Yo no conozco la Secretaría de Relaciones Exteriores más que como se puede conocer desde fuera. No soy diplomático… se los pido de corazón y con humildad: vengo a aprender de ustedes, vengo a hacer equipo con ustedes…”

Al menos el ex canciller lo dijo, todos los que ahora han tomado protesta, no dejan de dar las gracias y advertir que habrán de cumplir la encomienda que les pidieron.

Entre otros, ya se había comentado que el ex director del Issemym, Alberto Peredo había renunciado. Un funcionario que como hemos dicho llegó del SAT y su primera preocupación fue darle empleo a sus amigos. Luego la Ley que no pudo mantener y como olvidar incluso aquella entrevista donde afirmaba que la UAEM no debía cuotas, al poco tiempo se supo la verdad.

Ahora lo nombraron como director del Igecem, quizá en esa posición ya no tenga tantas plazas atractivas para sus amigos, aunque tampoco tiene que salir a dar entrevistas y menos aún se le puede atravesar una ley del Igecem.

Llega en su lugar Bertha Alicia Casado que acompaña al gobernador Alfredo del Mazo en los encargos que ha tenido, desde Banobras como directora adjunta de crédito y ex tesorera en Huixquilucan. De carácter fuerte tendrá que empezar de cero para sacar la Ley del Issemym, sólo falta que convenza a los líderes sindicales y a los diputados de oposición, tarea nada sencilla.

Sin descuidar las actividades del instituto que vive una situación precaria y todo parece indicar que no conoce mucho sobre la directriz de una instancia como esta. Llegan para aprender, aunque no es posible saber si con la “humildad” de Luis Videgaray.

Faltan muchos más por comentar.