Agosto 8, 2022
Clima
14°c Máxima
13°c Mínima

Desde la rotativa

IMPULSO/ Adriana Tavira García

Uno de los temas que más ha preocupado y ocupado a los diputados de Morena a nivel nacional y estatal es la corrupción, desgraciadamente ésta es parte de la vida diaria, resulta que la semana pasada, para ser exactos el martes 26 de Marzo, un grupo de elementos la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México (SSC), de la Dirección General de Combate al Robo de Vehículos y Transporte, en lo que comúnmente llaman “cambio de turno”  expresaron su inconformidad con el coordinador  de la policía de transporte José Luis Ramírez Castillo en Nezahualcóyotl.

A éste lo denunciaron de una supuesta red  de corrupción al interior de su área adscrita,  señalando que el gestor de esos movimientos es encargado de turno  René Castellanos (policía de la Corporación), mismo que supuestamente rinde a Ramírez Castillo la cantidad   20 mil pesos quincenales, es decir 40 mil pesos mensuales a través de la extorsión que éste ejerce hacia los policías de menor rango.

A este señalamiento de los elementos inconformes surgió otro que es para que Maribel Cervantes, secretaria de Seguridad Estatal investigue, pues dicen los elementos que este par se roba el combustible de todas las unidades, y permiten que por 6 mil pesos mensuales elementos de la corporación no asistan a trabajar en sus turnos (por lo menos dicen los inconformes, son 20 policías que han convertido esta región en un aeropuerto), pues le pagan a estos “jefes” la famosa cuota de la volada.

Pero esto no solo lo aplican  en la región de Nezahualcóyotl, pues al parecer el Coordinador José Luis Ramírez Castillo, es ambicioso ya que extiende esta red de corrupción a los municipios de  Chicoloapan y Texcoco por las mismas cantidades que robustecen, dicen, sus cuentas bancarias.

Comentan,  los propios elementos cansados de ser extorsionados  por este personaje, que ensucia la aún más desgastada imagen de la  Secretaria de Seguridad Ciudadana, que por decisión propia y sin consultar a sus mandos superiores y a favor de su negocio sumamente lucrativo, decidió concentrar a todo el personal operativo  a la Región de Transporte en Chicoloapan a partir del martes pasado, y no por razones meramente Operativas, sino por la simple razón que teniendo a todos en un mismo lugar evitaría los famosos piquetes de ojos, y de esta forma cuidar su ingreso económico de más faltistas.

Cabe destacar que los elementos que realizaron la denuncia de esta supuesta corrupción fueron cambiados a otras regiones, ya que Ramírez Castillo, no estaba dispuesto a perder lo que mensualmente gana en los cuatro sectores a su cargo, algo así como 160 mil pesos a lo que se suman 90 mil pesos de robo de COMBUSTIBLE (igual por los mismos 4 sectores) total $360,000 pesos, 20 voladores mínimo por cada sector dando un aproximado de 80 elementos de a $6,000 un total de $480,000 pesos, todo esto sumado da la cantidad de UN MILLÓN DE PESOS MENSUALES aproximadamente sin contar la no despreciable cantidad de 300 pesos la falta.

Lo único que se sabe de los elementos que presentaron la denuncia es que a pesar de que estuvieron presentes para escuchar sus reclamos asuntos Internos, Igispen, y Representantes de Derechos Humanos para iniciar las actas correspondientes contra los ya mencionados encargados de la Coordinación Oriente, no se tuvo eco, y algo turbio al interior de la propia Secretaría de Seguridad misteriosamente mando a trabajar de sol a sol a los policías inconformes, dejando a esta supuesta red de corrupción operar como si nada hubiera pasado, Es decir la Secretaria de Seguridad como siempre en el ojo del huracán, y es más fácil ignorar estos temas que poner orden, ojala los diputados de Morena investiguen esta situación y exijan a la secretaria Maribel Cervantes, que aunque se quede sin elementos ponga orden.