Diciembre 15, 2019
Clima
28°c Máxima
21°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Corona Capital, un día después del festival musical

IMPULSO/Agencia SUN
Ciudad de México
Muchos ya habían perdido la batalla, descansaban en el pasto o en la alfombra del Corona Capital, cabeceaban unos sobre otros sosteniendo una pila de vasos con fondo de cerveza y algunos -que todavía podían estar en pie- no dudaban en bailar aunque el piso los sacudiera.
También había muchos otros miles que seguían enteros, cansados pero enteros, nadando entre un mar de vasos para llegar a los dos encargados de cerrar la fiesta: Years & Years, en el escenario Levi’s, e Interpol, en el Corona.
Poco antes de que estos dos artistas se subieran a la tarima, Billie Eilish y Keane se habían coronado ante la audiencia con sus dos estilos únicos, por un lado la joven de 17 años que es toda una sensación por su estilo único y sus canciones que abordan lo oscuro; por otro, los ingleses que habían estado alejados de los escenarios desde 2014 y esa noche compartían el reencuentro con miles de almas que recordaban muy bien las letras de sus canciones.
Interpol no defraudó. Al contrario, para los asistentes fue el broche perfecto para una jornada llena de distintas propuestas musicales. La banda originada a finales de los 90 tiene la característica voz de Paul Banks, quien ya ha vivido en México y nunca deja pasar la oportunidad de hablar en español al público.
Obviamente no faltó la emblemática “Evil”, una de las banderas musicales de la agrupación, pero la noche inició con “C’mere”. Diez años atrás, en la primera edición del Corona, Interpol también encabezaba el cartel junto a Pixies y Regina Spektor.
Durante su presentación, Banks aseguró que México es su segunda casa, y en algún momento el escenario se pintó con los colores de la bandera. A cada tanto, la gente coreaba “Interpol, Interpol” y ellos contestaban haciendo sonar sus instrumentos para dar forma a una nueva canción.
“Rest my Chemistry” y “My Desire” estuvieron en la lista de canciones. Del otro lado, muy cerca de la puerta 15, “Years & Years”, con otro estilo completamente, hacía brincar a los asistentes y se despidieron con una de sus canciones más populares: “King”.
De acuerdo a cifras oficiales, el festival registró el domingo una asistencia de 95 mil asistentes, es decir, 190 mil almas que durante los dos días celebraron una década de este festival de música que se ha vuelto obligado para muchos.