Junio 24, 2021
Clima
12°c Máxima
8°c Mínima

COMENTARIO A TIEMPO VICTORIA PÍRRICA

Por Teodoro Rentería Arróyave

Para miércoles 9 de junio de 2021

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua, nos explica que se entiende por “victoria pírrica” o en forma precisa el adjetivo pírrico: Del gr. Πυρρικός Pyrrikós ‘de Pirro’, por alusión a Pirro, rey de Epiro, que derrotó en el año 279 A. C. a los romanos en Ásculo, pero a costa de sufrir numerosísimas bajas, por tanto añade tres acepciones: 1. Dicho de un triunfo o de una victoria: Obtenidos con más daño del vencedor que del vencido. 2. adj. Conseguido con mucho trabajo o por un margen muy pequeño. Triunfo pírrico del Partido Conservador. y 3. adj. De poco valor o insuficiente, especialmente en proporción al esfuerzo realizado. Recibieron una cantidad pírrica por su trabajo.

Lo anterior viene a colación para calificar de “victoria pírrica”, la obtenida, muy publicitada y alardeada, de la alianza “Va por México” en las elecciones del pasado domingo 6 de junio. Porqué se preguntarán los respetados lectores, radioescuchas, televidentes y cibernautas, porque Morena y sus aliados ganaron 11 de las quince gubernaturas en disputa, sino que doce con Campeche todavía en la lucha de los números, si a ello le sumamos los seis estados donde actualmente gobiernan, resulta que Morena y sus aliados son gobierno en 17 o 18 entidades federativas, más de la mitad; recuérdese que el país se divide en 31 estados y una entidad, la ciudad de México.

A todo lo anterior debemos de agregar, que en 20 entidades serán mayoría en los congresos locales, en once con el llamado “carro completo”.

En la Cámara de Diputados federal, en efecto se perdió, en primera instancia, la mayoría calificada, sin embargo Morena conserva la mayoría, jamás ha obtenido la mencionada mayoría calificada, la lograba con sus aliados; ahora bien, aún falta que el Instituto Nacional Electoral, INE, asigne los diputados por representación proporcional, según el cálculo más adverso se considera que le faltarían a la coalición “Juntos Haremos Historia”, entre 10 o doce diputados, algo muy negociable como en todos los parlamentos del mundo.

Al cierre del Programa de Resultados Electorales Preliminares, PREP, la noche de este lunes y con el cómputo del 100 por ciento de los votos de las actas recibidas, se rectificó que en las elecciones federales de este domingo votaron 47 millones 227,000 ciudadanos, el 50.49% de la lista nominal de electores, no el 52 por ciento como se había aseverado.

En efecto, ese porcentaje quedó por debajo de lo calculado en el conteo rápido,  del INE, presentado el domingo. El abstencionismo, por tanto, fue de 49.51 por ciento de los ciudadanos potenciales votantes.

De acuerdo con las actas, se ratificó también que el Partido Encuentro Solidario, PES) perderá su registro por segunda ocasión, tras la primera en 2018, puesto quedó con 2.73 por ciento  de los votos, también Fuerza por México que sólo obtuvo el 2.48 por ciento y el partido Redes Sociales Progresistas, RSP, cuya votación fue de 1.76 por ciento. El dinero de nuestros impuestos se fue al cesto de la basura.

El Partido del Trabajo, PT, se salvó y quedó con 3.2 por ciento de los votos, por debajo del Partido de la Revolución Democrática, PRD, que apenas alcanzó 3.6 por ciento de la votación, con el apoyo de sus aliados PAN y PRI. De otra manera hubiera desaparecido.

En consecuencia, sólo tendremos siete partidos nacionales en el espectro político: Morena, con 33.99 por ciento de los votos como primera fuerza; el Partido Acción Nacional, PAN, con 18.28 de los sufragios, y el Partido Revolucionario Institucional, PRI, con 17.76 de los sufragios. Les seguirá como cuarto partido Movimiento Ciudadano, MC, con 6.96 de los votos: el Partido Verde, PVEM, será quinta fuerza con 5.4 de la votación nacional, y por último estarán el PRD y el PT.

Los resultado comiciales indican que en la Ciudad de México se dio la gran derrota de Morena al perder 4 de las 11 alcaldías. Es de aceptarse que en la Capital de la República hizo efecto la campaña del odio, misma que continúa, cuando los que se dicen triunfadores dividen, mezquinos, el territorio entre pobres y ricos, entre los que pagan impuestos y los que reciben ayuda social.

Para concluir, se comprueba que es una “victoria pírrica” la obtenida por la alianza opositora, y la mezquindad está presente en los supuestos triunfadores.