Mayo 13, 2021
Clima
19°c Máxima
19°c Mínima

COMENTARIO A TIEMPO LUIS MALDONADO VENEGAS, IN MEMORIAM

Por Teodoro Rentería Arróyave

Para martes 4 de abril de 2021

A dos años de que emprendiera el amigo presidente de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG, Luis Maldonado Venegas el viaje al éter eterno, institución de la cual fue uno de sus benefactores más espléndidos tanto en lo material como en su legado intelectual, le rendimos un homenaje más en el que participaron 15 académicos con sus panegíricos, sus elegías y con la sentida conducción de la presidenta Elizabeth Rembis Rubio.

Nuestro expresidente Ulises Casab Rueda, después de afirmar que “el ser humano vive y vibra antes, durante y después de su paso a mejor vida; antes, cuando es el ser esperado, durante, cuando cumple con su sino y después, cuando se valora su actuación. En los tres casos existe el desafío, la meta y el deseo de inmortalizar su nombre, en la primera depende de sus padres, en la segunda de sí mismo y en la tercera de las circunstancias. Es gracias al acervo acumulado en su paso por la tierra planetaria, que su laurel y su palma pueda perpetuarse felizmente en la memoria presente y en los instantes por venir”.

“La existencia de Luis Maldonado Venegas, puntualizó, es una crónica de perfección que transitó con la audacia del tenaz, la estela del peregrino, la lucidez del entendido, la tarea del predestinado. El cariño y el sentir por la historia y la geografía, unido a la química de ambos, vislumbró una simbiosis latente en amistad y convivencia, sublimada por la belleza del respeto mutuo”.

De esa bonhomía y de esa química fuimos partícipes y beneficiarios, cuando el mismo día que nos conocimos con el maestro Pablo Rubén Villalobos y el hijo colega maestro Teodoro Raúl Rentería Villa, de una entrevista fijada de 20 minutos se prolongó 14 horas, de donde surgió su invitación a ingresar como Académico de Número; tuvieron que pasar algunos meses porque a cambio le solicité tiempo para que en lugar de una tesis presentará mi libro “Mi Vida son Nuestras Batallas, una historia de las irrestrictas luchas por las libertades de prensa y expresión” como trabajo recepcional, además magnánimo, decidió que la Academia lo publicara y el propio doctor Luis Maldonado lo prologó.

Destacó la parte primera del acróstico que el poeta Sergio Morett Manjarrez, inspirado, escribió o compuso para la ceremonia laudatoria:

“Luis Maldonado Venegas, es el nombre que me inspira/ y el hombre que lo  merece, que conquisto corazones/ por sus brillantes acciones/

Un hombre que logró fama, puso los pies en la tierra,/ siempre con  libro en mano,/ se abrazó a su buena estrella/

Incontenible en su hacer,/ incursionó en tierra ajena/ y para poder lograrlo/

Supo hacer bien su faena,/ a donde quiera que fuera/ con acierto y con denuedo.

Así, con Sergio Morret canto y me uno al panegírico de doctor Ulises Casab, cuando al dirigirse a quien mora en el espacio infinito, glosó: “Querido amigo, desde el desconocido punto sideral donde gravitas, permítenos que la voz de los que te extrañamos, pronunciemos Luis Maldonado Venegas con admiración. Limpio nombre de un ser con visión prometeica, cuyo legado es reflejo de una vida paralela con la búsqueda de la perfección y la hermosura en todos los ámbitos de la existencia terrestre.

La humanidad entera llora y entierra a sus seres queridos con llanto y dolor, hoy nos unimos al luto universal, para deplorar en lo íntimo del sentimiento las ausencias sombrías. Sin embargo, la vida, la amistad y el amor deben seguir su andar, juntos luchemos por el sitio prometido”. Estemos ciertos, que en la esperanza nos encontrarnos en ese eterno éter. In Memoriam.