Agosto 9, 2020
Clima
21°c Máxima
21°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

COMENTARIO A TIEMPO LA DANZA DE LOS MILLONES EN EL CASO LOZOYA

Por Teodoro Rentería Arróyave

Para jueves 30 de julio de 2020

En esta larga historia de podredumbre del caso Lozoya, lo más relevante de la también prolongada primera audiencia del extraditado ex director general de Petróleos Mexicanos, PEMEX, es la decisión del juez de control del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Norte, José Artemio Zúñiga Mendoza, de vincularlo a proceso; la danza de los millones de dólares obtenidos en forma fraudulenta; los primeros nombres de los personajes involucrados, ya conocidos algunos que salieron a colación, y la figura jurídica que invoca la defensa en el compromiso tácito de abrir la cloaca. No pocos deben de estar temblando de pavor.

Es muy conocida la ley de Estados Unidos por la que un indiciado se declara culpable y con un compromiso de revelar todo lo que sabe respecto al o a los delitos que se le imputan, se convierte en testigo protegido, en el argot delincuencia, en soplón. También en nuestro país es común esta figura de “testigo colaborador”.

“La configuración del criterio de oportunidad”, es una figura jurídica novedosa que ha sido solicitada por la defensa de Emilio Lozoya Austin, misma que tiene el objetivo de hablar con la verdad, adujeron sus abogados Miguel Ontiveros y Alejandro Rojas Pruneda, en el sentido “de encontrar esa verdad y finalmente hacer justicia”.

Al final de la audiencia, ya por la noche, el Juez decidió: “Resuelvo vincularlo a proceso por el delito previsto en el artículo 400 bis del Código Penal Federal, es decir, operaciones con recursos de procedencia ilícita, en la modalidad de adquirir un bien inmueble dentro de territorio nacional con conocimiento de que los recursos utilizados proceden de una actividad ilícita”.

Hasta ahora a Lozoya se le vincula a proceso por operación de recursos de procedencia ilícita, en el caso de “Agro Nitrogenado”, después de que la Fiscalía General de la República, FGR, argumentó la compra a sobreprecio de la compañía de fertilizantes durante su gestión al frente de la empresa productiva del estado mexicano.

En el uso de la palabra Emilio Lozoya fue reiterativo con esta frase: “En el momento de la exposición de datos de prueba demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se me imputan”, al recordar que su compromiso fue renunciar al juicio de extradición para que se aclare su situación, y reiterar que: “sistemáticamente fui intimidado, presionado e instrumentalizado”… por lo que “denunciaré y señalaré a los autores de estos hechos y vuelvo a reiterar mi compromiso de colaborar con las autoridades del Estado mexicano”.

La defensa de Lozoya, aprovechó el momento clave en la audiencia,  al advertir que su cliente “fue utilizado en su calidad de instrumento no doloso, en el marco de un aparato organizado de poder que se alejó del derecho de cara a la comisión de hechos”.

Salieron a relucir nombres de sus familiares y del empresario Alonso Ancira, quien vendió a PEMEX a precio alzado su empresa en banca rota “Agro Nitrogenados”, detenido en España y en proceso de extradición, quien ya declaró  que está dispuesto a devolver el dinero mal recibido.

Todavía falta mucho para que se abra la caja de pandora  y así conozcamos la cloaca en que convirtieron a PEMEX, que en un tiempo por decisión del presidente Lázaro Cárdenas del Río, fue la primera industria de la nación.