Julio 3, 2020
Clima
24°c Máxima
24°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

COMENTARIO A TIEMPO CUBA DE GARANTE DE LA PAZ A PROTECTOR DEL TERRORISMO

Por Teodoro Rentería Arróyave

Para martes 2 de junio de 2020

La República de Cuba, desde que triunfo su Revolución reivindicadora ha sido víctima de múltiples acciones terroristas, auspiciadas y solapadas por la mayoría de los gobiernos de Estados Unidos, ahora es acusada de solapadora del terrorismo por la propia potencia del norte.   

De inmediato, ante tal desmesura, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla expresó su enérgico rechazo a la calumniosa inclusión de la República de Cuba en una lista del Departamento de Estado de los Estados Unidos referida a países que supuestamente no cooperan plenamente con los esfuerzos estadounidenses contra el terrorismo, misma que contundentemente fue ratificada  por el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

“Se trata -se afirma en el comunicado oficial-, de un listado unilateral y arbitrario, sin fundamento, autoridad o respaldo internacional alguno y que, como se sabe, solo sirve a propósitos de difamación y coerción contra países que se niegan a acatar la voluntad del gobierno de los Estados Unidos en sus decisiones soberanas”.

La historia es la siguiente: Como es ampliamente conocido, la delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional, ELN, de Colombia está en territorio cubano en virtud del abandono repentino de Ecuador de su condición de sede y a solicitud del propio gobierno colombiano y del ELN, el proceso de paz se trasladó a La Habana desde mayo del 2018.

Tal situación de respeto a las partes interesadas, ha servido como principal argumento esgrimido por el gobierno de los Estados Unidos, en vista de que no acepta la presencia en el territorio nacional cubano de miembros de la delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional, ELN, de Colombia.

Este diálogo de paz comenzado el 7 de febrero del 2017 en Quito, con Cuba, junto con Brasil, Chile, Ecuador, Venezuela y Noruega, en su calidad de Garante del proceso de paz, por petición de las partes.

A partir de la llegada de Iván Duque Márquez a la Presidencia de Colombia el 7 de agosto del 2018, representantes de ese gobierno sostuvieron, desde el 8 de agosto de ese año, hasta enero del 2019, varios intercambios con Cuba y con la delegación de paz del ELN con el propósito de continuar los diálogos que habían comenzado durante el mandato del Presidente Juan Manuel Santos, proceso en el cual la mayor de las Antillas actuó con la debida discreción y riguroso acatamiento de su papel de garante. 

Tras el atentado en la Escuela de Cadetes de Policía de Bogotá, del 17 de enero de 2019, el Presidente de la República de Cuba y el Ministro de Relaciones Exteriores expresaron de inmediato sus condolencias al gobierno y pueblo colombianos, en particular a los familiares de las víctimas del atentado, y reiteraron la firme posición del país caribeño de rechazo y condena a todos los actos, métodos y prácticas terroristas en todas sus formas y manifestaciones.

Ahí se tuercen los esfuerzos de paz, al decidir el gobierno colombiano tomar acciones políticas y legales contra la delegación de paz del ELN que se encontraba en territorio cubano y romper el diálogo de pacificación, con el apoyo del gobierno de Estados Unidos.

La actitud de manifiesta complicidad del gobierno de los Estados Unidos  conlleva el peligro de ser asumida como un endoso al terrorismo. Es consecuente con la intensificación de la política de agresión e instigación a la violencia contra Cuba, llevada incluso a los países donde labora personal cubano de la salud en programas bilaterales de cooperación.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, por su parte, ha instado al Gobierno de Colombia a que declare su posición oficial acerca de las razones que le atañen para la inclusión de Cuba en la lista elaborada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos y aclare cuál fue el papel y la postura de sus funcionarios en los intercambios previos realizados con los Estados Unidos al respecto.

Como país que ha sido víctima del terrorismo, Cuba deplora toda manifestación de manipulación y oportunismo político al tratar un asunto tan sensible.

En verdad que queda al descubierto que por manipuleos de intereses, a Cuba de garante de la paz se le quiera convertir en protectora del terrorismo, por designio y orden de Estados Unidos.