Septiembre 18, 2021
Clima
19°c Máxima
11°c Mínima

COMENTARIO A TIEMPO APROBADA LA LEY DE REVOCACIÓN DE MANDATO

Por Teodoro Rentería Arróyave

Para viernes 10 de septiembre de 2021

Este jueves 9 de septiembre de 2021, se convirtió en otro Día Histórico, al aprobar la Cámara de Diputados, sin cambios a la minuta, la Ley de Revocación de Mandato. Ahora es del Presidente de la República pero se decantará para gobernadores, presidentes municipales y seguramente para todos los puestos de elección popular.

Hagamos un recuento supuesto retro expectativo: Cuántas calamidades en el país se non hubiéramos ahorrado si esta normatividad hubiera existido desde que México se declaró independiente. Basten dos ejemplos, la traiciones de López de Santana por las cuales perdimos más de la mitad de nuestro territorio y el magnicidio del 68 con Gustavo Díaz Ordaz.

En efecto es de complacernos que la Cámara de Diputados haya enviado al Ejecutivo, para su publicación en el Diario Oficial de la Federación, la Ley Federal de Revocación de Mandato del presidente de la República.

Fueron siete horas de discusión, al final con 290 votos a favor y 195 en contra de la oposición, se avaló sin cambios el proyecto que aprobó el viernes la Cámara de Senadores.

Con ello, se confirmó la pregunta a realizar en marzo de 2022: “¿Estás de acuerdo en que a (nombre), Presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, se le revoque el mandato por pérdida de confianza o siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo?”

A lo largo del debate, necia o seguramente en el entendido absurdo de que pronto recobrarán el poder, la oposición consideró que la consulta de revocación es innecesaria, pero Morena y sus aliados defendieron que se trata de un ejercicio para no sostener en la Presidencia a personajes que solo dañan a México, como en el pasado.

Lilia Aguilar (PT) dijo que esta figura, en sexenios anteriores, habría permitido “detener la matanza de Felipe Calderón, frenar el desfalco de Enrique Peña Nieto y sus secuaces. Es un instrumento para impedir los malos manejos y abusos de quienes desde la Presidencia puedan hacer desmanes que afecten a la nación. Este es el último clavo en el ataúd del viejo presidencialismo”.

Lo dicho, la Ley de Revocación de Mandato, es revolucionaria y trascendente porque no podemos quitar, con el voto ciudadano, a los insignificantes, malos y perversos gobernantes.