Julio 17, 2019
Clima
18°c Máxima
10°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Comentario a tiempo

JUAN GUAIDÓ YA NO LE SIRVE A TRUMP

Teodoro Rentería Arróyave

Guerrero

Lamentaremos siempre la partida al éter eterno del gran colega Eleazar Díaz Rangel, presidente fundador de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, y desde luego extrañamos sus certeros análisis semanales sobre la realidad de su siempre amada Venezuela.

Su Columna “Los Domingos de Díaz Rangel”, como ya lo dejamos escrito, nos llegaba puntual por la amable difusión de otro gran camarada, el chileno Ernesto Carmona.

Ahora vamos a recurrir a un analista estadounidense para conocer la realidad de lo que acontece en Venezuela, Mirko C. Trudeau*,su columna no la envía desde Caracas sino desde el mismo corazón del poder estadounidense; de la misma se desprendes dos verdades: el fracaso de la política intervencionista del presidente magnate, Donald Trump y que el autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, ha dejado de servirle tanto al jefe como a los mismos halcones de Washington.

Trudeau titula su columna, motivo de esta entrega, “Fracaso tras fracaso: Maduro flota, Trump se hunde y lleva a EU a una crisis institucional”.

Empieza por exponer “los fracasos de inteligencia y las erróneas evaluaciones políticas sobre la realidad venezolana, las retóricas bélicas contra Irán, las amenazas a México por la crisis migratoria y a China en medio de una guerra económica, mientras la Marina de Estados Unidos asaltaba un carguero norcoreano”, todo ello asegura, “se suma a la crisis constitucional ante la negativa de la administración de Donald Trump a colaborar con el Congreso y como consecuencia el resurgimiento del fantasma de un juicio político al presidente”.

Destaca el fallido golpe de Estado del 30 de abril contra el gobierno venezolano, apoyado explícitamente por el régimen de Trump, y no deja de apuntar que “analistas y políticos se sorprendieron por los fracasos de inteligencia y evaluaciones políticas erróneas del trío de halcones integrado por el secretario de Estado, Mike Pompeo; el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, y el encargado especial para Venezuela, Elliott Abrams, quienes insistían que derrocar al gobierno venezolano iba a ser fácil y rápido. Pero el presidente constitucional Nicolás Maduro sigue en el poder”.

Los principales medios de prensa estadounidenses señalan que el propio Trump está frustrado y duda sobre la estrategia agresiva hacia Venezuela, e incluso se queja de haber sido engañado sobre qué tan fácil sería sustituir a Maduro con el opositor Juan Guaidó.

Y lo más importante, nos da ha conocer que “fuentes oficiales filtraron a la prensa que lo ocurrido el 30 de abril ha dejado a un lado la opción de una respuesta militar estadounidense y que ahora se está considerando un plazo más largo para lograr el objetivo de un cambio de gobierno en el país sudamericano”.

A ello hay que agregarle que el Grupo Internacional de Contacto para Venezuela, integrado por países de la Comunidad del Caribe -Caricom-, Bolivia, México, Ecuador, Uruguay, Alemania, España, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal y Reino Unido, están firmemente en contra de una solución militar.

Finalmente, nos dice que la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, advirtió nuevamente que Estados Unidos está en una crisis constitucional por la negativa del régimen de Trump a cooperar con las investigaciones y controles legislativos, en un enfrentamiento que ya involucra al mismo hijo del presidente, conminado a presentarse ante un comité del Senado.

También se especula sobre las renuncias de John Bolton, Mike Pompeo  y Elliott Abrams; para completar el cuadro, como ya no les sirve, mandarán al cesto de la basura a Juan Guaidó, desde luego eso no quiere decir que Trump cancele sus planes intervencionistas contra Venezuela, sin embargo, lo acontecido, es un respiro para la sufrida nación Bolivariana.

*Mirko C. Trudeaues economista-jefe del Observatorio de Estudios Macroeconómicos de Nueva York, Analista de temas de Estados Unidos y Europa, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico, CLAE, estrategia.la